Messi congela al Celtic y el Barça pasa primero

El
Barça
tomó Glasgow para certificar el pase a octavos de final de la Champions y ganarse un martes tranquilo en la última jornada, en casa ante el Borussia. El conjunto azulgrana tiró sobre todo de oficio para imponer su juego de control ante las oleadas, más a base de coraje del fútbol, del Celtic y del talento de Messi y el tridente para dejar huella en Celtic Park, injustificadamente cruel con un Neymar que, pese a perderse en batallas individuales, fue clave en el 0-1, y con un Suárez que aunque no marcó (tiró al palo) sí provocó el penalti del 0-2.

No fue fácil para el Barça sobreponerse a la presión de los escoceses en el centro del campo. El Celtic en ocasiones apretó, pero los jugadores azulgrana, con un Piqué soberbio que jugó pese a las molestias hasta que el 0-2 propició el debut de Marlon, exhibieron concentración para resolver en defensa y paciencia para esperar el momento de ganar el partido. Messi enfrió la atmósfera de Celtic Park, caliente pese a los dos grados bajo cero que señalaban los termómetros, con un gol que frenó en seco el ímpetu de un Celtic entusiasta que, sin llegar a poner en apuros a Ter
Stegen, más allá de un pase defectuoso del propio meta y de un remate de Dembelé que le puso a prueba, impidió que el conjunto azulgrana jugase con comodidad mediante una fuerte presión en la media para intentar contras.

Champions League: Celtic de Glasgow FC Barcelona, en imágenes




En un escenario en el que mandaban las imprecisiones, Leo remató a gol ajustando el balón con un gran disparo un enorme a pase de Neymar, que se quitó la espina de los constantes abucheos del público, a los que a última hora añadieron a Suárez por considerar que había fingido una falta. El uruguayo estuvo a punto de marcar de cabeza tras centro de Messi en gran jugada del argentino por la derecha del ataque, pero el remate de Suárez encontró un paradón del meta Craig Gordon. Entre este remate y otro de Rakitic, antes del tanto de Messi, el Barça pudo haberse ido al descanso con una ventaja que el exiguo 0-1 que señalaba el marcador, pero no lo consiguió y quedó a expensas de la previsible salida en tromba de los escoceses tras el descanso.

Efectivamente, el Celtic subió sus líneas en busca de un golpe de efecto. No llegó, pero estuvo a punto en un grave error de Sergi Roberto en un pase atrás que desembocó en susto y, sobre todo, en un gran remate de cabeza de Dembelé que detuvo Ter Stegen. Los dos avisos bastaron para que Messi asumiese la responsabilidad de ir a por el segundo. Una escapada de Leo no llegó a buen puerto por muy poco, pero a los diez minutos filtró un gran pase en el área a Luis Suárez, abrazado por Izaguirre en un penalti clarísimo. Y el argentino no falló. Los minutos finales sirvieron para el debut de Marlon y para mostrar una serie de pequeñas maravillas técnicas de Messi, que buscó el tercero y lo quiso dar a su amigo Suárez en una jugada que de otro modo habría completado el ‘hat trick’ del argentino.

Loading...