Inicio Deportes Metropolitano y La Cerámica, las fortalezas de arriba que resistieron al Real...

Metropolitano y La Cerámica, las fortalezas de arriba que resistieron al Real Madrid

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid cayó derrotado (1-0) este domingo en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid, sumando su tercera derrota como visitante en los que va de LaLiga Santander, y la primera en un estadio de los actuales doce mejores clasificados, lo que demuestra su fiabilidad lejos del Santiago Bernabéu, un argumento de peso para alcanzar su 35º título de Liga.

Los de Carlo Ancelotti han completado, hasta la fecha, una campaña muy seria y efectiva sin apenas errores, con grandes resultados en campos muy complicados a priori, que este curso más que problemas u obstáculos para los blancos se han convertido en razones para ser campeones.

El Real Madrid solo ha perdido como visitante, antes de comenzar la jornada 36 y quedándole ya sólo por visitar el Nuevo Mirandilla de Cádiz, tres encuentros en la competición. La primera llegó en la jornada 8, ante el Espanyol en el RCDE Stadium, cuando los 'pericos' se impusieron 2-1. Los blancos solo sumaban una derrota en los 12 partidos previos al de esta campaña.

La segunda derrota fue 11 jornadas después, en el primer partido del Real Madrid en 2022. Los merengues se midieron al Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez y cayeron por 1-0 ante un equipo 'azulón' que no vencía a los madridistas en su feudo desde hace más de 10 años.

Sin embargo, en la competición doméstica han tenido que pasar 35 jornadas para que el Real Madrid se deje los tres puntos ante un equipo de la cabeza de la Liga y con un equipo 'relajado' tras la consecución del título y el pase a la final de la Liga de Campeones.

La derrota en el Metropolitano es la única encajada ante los principales equipos del campeonato doméstico, frente a los que solamente se dejó otros dos puntos en el Estadio de Cerámica contra el Villarreal, con el que empató sin goles en el mes de febrero. En ambos partidos, no jugó Karim Benzema.

En cambio, como ejemplo perfecto de fortaleza lejos del Santiago Bernabéu, el equipo madridista ha sido capaz de ganar en el Camp Nou (1-2), el Ramón Sánchez-Pizjuán (2-3), el Benito Villamarín (0-1) y el Real Arena (0-2). Además, tampoco falló en otras salidas complicadas como San Mamés (1-2), Mestalla (1-2) o El Sadar (1-3), mientras que aparte de los estadios mencionados, tampoco pudo ganar en el Ciutat de València al Levante al inicio del campeonato tras empatar a tres goles.

Y es que el Real Madrid es, por mucho, el mejor visitante de la competición gracias a sus 41 puntos de 54 posibles, siete por encima del FC Barcelona, el segundo mejor equipo lejos de su estadio. Una regularidad y fiabilidad fuera del abrazo del Bernabéu que han sido claves en el camino hacia el título. De hecho, los madridistas no han sido tan fieles al feudo blanco como sí fuera de sus muros, ya que en Concha Espina los blancos han sumado 40 unidades hasta el momento de 51 posibles y de las 81 totales que acumula.

Como local, solo la sonrojante derrota (0-4) ante el FC Barcelona en el Clásico empaña sus credenciales, con 12 victorias en 17 encuentros, pero lastrados por los cuatro empates en el Bernabéu ante el Villarreal, Osasuna, Cádiz y Elche, este último en el único que marcó (2-2), por solo los dos como visitante.

Esta tendencia con la mejor versión blanca lejos del Bernabéu se repite por tercera temporada consecutiva. Después de la campaña 18-19, con el Real Madrid a 19 puntos del líder y totalmente desconectado de la competición, los merengues siempre han sumado más como visitantes.

Publicidad