Inicio Deportes Montse Tomé: «La situación no invitaba ser muy positivos cuando empecé»

Montse Tomé: «La situación no invitaba ser muy positivos cuando empecé»

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) –

La seleccionadora nacional femenina de fútbol, Montse Tomé, considera que están «en el escenario ideal» para «volver a hacer historia» este viernes con la clasificación para los Juegos Olímpicos por primera vez en la historia, aunque no oculta que cuando cogió las riendas del combinado nacional «la situación no invitaba a ser muy positivos» y que, a nivel personal, ya sabía lo que le podía esperar porque «esto es la élite».

«Sería volver a hacer historia, sería la primera vez en unos Juegos. Creo que el fútbol femenino en España está en un buen momento, tenemos que seguir evolucionándolo, sentir que queremos ser mejores cada día, una misma y como colectivo, porque lo que siento para ser mejor hace que el equipo también mejore. Siento que estamos en el escenario ideal para el viernes optar a todo», señaló Montse Tomé en una entrevista a Europa Press.

De todos modos, el panorama no era tan halagüeño cuando asumió el puesto y dio aquella primera lista que avivó el conflicto con las jugadoras tras lo sucedido en el Mundial con Jenni Hermoso. «Es verdad que cuando empezamos la situación no invitaba a que lo que veíamos fuera muy positivo», replicó. «Pero en cada concentración hemos ido dando los pasos para ser el equipo que ahora queremos ser. Ahora le veo bien, con la ambición de lo que tenemos por delante, con las ganas de superar este reto», aseveró.

Tomé no es alguien que se ponga «excesivamente nerviosa» pese a la importancia de la cita. «Me gusta mucho el proceso y tener las cosas bastante controladas cuando llega el momento, eso me da la tranquilidad», resaltó. «Tengo gente cerca como nuestro psicólogo y gente que te acompaña y comprende y que en el momento en el que pueden verte un poco más alterada, te ayude a canalizar y puedas buscar la tranquilidad, pero me gusta el proceso de haber dedicado el tiempo suficiente como para saber lo que necesitamos y cuando llega lo cercano es concentrarte en eso», expresó.

Tampoco le da demasiada importancia al continuo escrutinio al que parece que ha estado sometida desde que llegó al cargo. «Al final la élite es esto», declaró. «He vivido el fútbol profesional como jugadora y siempre tenías una nota a final del año o de cada partido, que te la ponías tú porque la autoxigencia te la pones tú misma», puntualizó.

«Las futbolistas han nacido para esto, están acostumbradas a que cada día las evalúen, así que tenemos que estar concentradas en lo que es el trabajo, transmitirlo bien a las futbolistas y que lo entiendan para que a partir de ahí cada una dé su mejor versión», agregó la seleccionadora.

De cara al partido ante los Países Bajos, Tomé recuerda que el duelo del pasado Mundial fue «duro» y que «quizá la dinámica del partido hubiera cambiado» de haber aprovechado sus ocasiones en la primera mitad ante un rival con «un estilo muy definido» donde sobresale Beerensteyn y «jugadoras por dentro con calidad». Por ello, pide «ser capaces de conseguir la posesión», ser «muy intensas tras pérdida» y estar «muy concentradas» en todo momento.

La entrenadora avisa de que en «el fútbol puede pasar de todo», y aunque por la «evolución» del equipo y por ser las actuales campeonas del mundo se piense que son favoritas, se centran en cómo prepararle «para llegar en las mejores condiciones». «Todos se preparan para ganarte porque somos ahora la referencia y las números uno. Tenemos que seguir con la humildad de querer ser mejor cada día, de querer aprender y de querer mejorar al grupo», demanda.

Sobre el poco tiempo de preparación de esta ‘F4’, se ha centrado en hacer «mucho análisis» del partido e insistir «en transmitir lo importante» porque «lo diferencial en la élite es tener capacidad de síntesis».

«EL EQUIPO NECESITA EL BAGAJE DE LAS VETERANAS»

Tomé convocó a Alexia Putellas y Tere Abelleira pese a que están lesionadas y son duda. De momento, las ve «evolucionando en los plazos» que le habían comunicado «los médicos» y además todavía tienen «dos días más por valorar y ver qué decisiones tomar».

En este sentido, manejan «diferentes opciones» para cubrir la posible baja de la gallega, prácticamente fija como mediocentro, además de «diferentes alternativas que pueden hacer que la estructura del equipo pueda variar». «Nos da tranquilidad que varias pueden jugar en diferentes demarcaciones», explicó.

La seleccionadora celebra tener «una mezcla muy buena de jugadoras con experiencia» como Irene Paredes, Alexia Putellas o Jenni Hermoso, para las que los Juegos podría suponer un premio a todo lo que han dado en su carrera y que «han vivido mucho en el campo y tienen un bagaje». «Eso es algo que el equipo necesita y para las jóvenes es bueno tener cerca estos referentes con los que crecer», manifestó.

«Pero también las jóvenes y las que son menos jóvenes hacen una mezcla muy buena para también contagiar esa energía, esa sensación de me como el mundo y que hace que el equipo sea lo que es. Todas las futbolistas que están aquí se merecen esa plaza olímpica y sé que van a hacer todo por conseguirla», admitió la entrenadora.

La asturiana también espera contar con el apoyo de La Cartuja y que la afición, como pasó en Málaga en la remontada ante Suecia, les pueda «ayudar en los momentos que el equipo lo necesitaba». «Todos sabemos el partido que tenemos por delante y me gustaría lanzar un mensaje a la afición de que estuviera ahí aportando su parte», pidió.

Para la entrenadora, está habiendo un cambio respecto a la afición con la ‘Roja’, a la que le cuesta llenar estadios, con el récord de 15.886 espectadores en La Rosaleda ante Suecia. «Hemos visto, a raíz del Mundial, que cuando vamos a diferentes provincias a las puertas del hotel hemos tenido muchísima gente y antes esto no lo había sentido. Creo que hay una evolución en el espectador de la selección y que hay que lanzar un mensaje positivo de que estamos agradecidas a que haya cada vez más personas yendo a vernos. Queremos más y siento que lo vamos a conseguir», deseó.

ELOGIOS A SALMA PARALLUELO

Por otro lado, la seleccionadora habló del buen trabajo con la base, clave para que hayan llegado los éxitos. «Creo que el trabajo en las categorías inferiores es muy bueno y hace que las que luego llegan a la Absoluta hayan ganado a rivales como Francia y Alemania y les genera una confianza que es en lo que más ha evolucionado en España en los últimos años», opinó.

Tomé cree que las jóvenes están ahora «mejor preparadas», como puede ser el caso de Vicky López, convocada para esta ‘Final a Cuatro’ con tan sólo 17 años y a la que puede ayudar contar con «un modelo referencia» instaurado en las selecciones. «Cambia que la exigencia es diferente y que las jugadoras que te acompañan son diferentes, pero la esencia de lo que es el modelo es la misma y siente que lo que le pedimos lo reconoce», recalcó.

Y otro caso de juventud, pero ya asentada y siendo importante, es el de Salma Paralluelo, campeona del mundo Sub-17, Sub-20 y Absoluta. «Cuando la vimos nos dijimos que no sólo Francia, Alemania y Estados Unidos tienen futbolistas de estas características, también en España. Te da muchas variantes en el ataque, tiene una capacidad física muy buena, pero es que luego, siendo un atleta, es capaz de dominar el balón con mucha calidad», argumentó.

Además, su paso por el atletismo le «ha dado algo en cuanto a su esencia como persona, sus ganas de competir y de esforzarse en cada entrenamiento, su humildad para querer aprender». «Es algo que valoramos mucho en su persona. Esa mezcla hace que tenga un potencial natural muy bueno y ella también quiere ser mejor. Es una suerte poder entrenar a estas jugadoras y que podamos hacerlas cada día mejores», sentenció.