“No es mi caso, pero un independentista podría jugar en la selección”

Gerard Piqué ha dado un paso al frente y ha salido a atender a los medios que siguen a la selección para tratar de calmar los ánimos y reconducir la situación tras los pitos y los silbidos que recibió el lunes. El central ha admitido que se llegó a plantear dejar la selección pero que seguirá defendiendo la camiseta de la Roja, no se ha mojado sobre si es o no independentista y ha reclamado en reiteradas ocasiones “diálogo, respeto y coherencia” a los políticos para arreglar la situación que vive Catalunya.

Piqué ha admitido que “no fue fácil el primer día, recibir silbidos e insultos no es del agrado de nadie. Pero esto es un reto para mí y estoy aquí para darle la vuelta. En España hay mucha gente que mediante el diálogo pueden entender todo lo que se expresa. Mediante el respeto y la coherencia todo puede llegar a buen puerto”. El central ha reiterado que “llevo aquí desde los quince años, esto es una familia. Es una de las grandes razones por la que sigo aquí. Mi compromiso siempre ha sido máximo, me duele que se dude de mi compromiso. Me siento muy orgulloso de estar en la selección española”.

Gerard Piqué ha explicado que él defiende el derecho de los catalanes a votar, pero no a votar una opción determinada: “No estoy en primera línea de militancia. Hay gente que me aconseja no hablar más de política. Nunca me he posicionado en ningún bando, sólo he dicho que la gente tiene que votar”. En todo caso, el central ha dejado claro que “aunque no es mi caso, un independentista podría jugar en la selección española, porque no hay selección catalana, pero no tienen nada contra España”. Preguntado directamente sobre si es independista, ha comentado que “es la pregunta del millón. Y no la voy a contestar, porque los jugadores somos figuras globales, no puedo decantarme por un lado u otro. Perdería a la mitad de mis seguidores. Mis hijos son colombianos, libaneses, catalanes y españoles”.

El jugador del FC Barcelona también ha mandado un mensaje a los políticos: “Hay un problema político muy grande en España, o hay diálogo o esto cada vez va a ir a más. El diálogo lo puede conseguir todo”. Piqué ha dicho que no se arrepiente de nada de lo que ha publicado en las redes sociales y ha reconocido que “las redes son muy frías, si pudiera ir a cenar con los que me pitan seguro que dejarían de hacerlo, con diálogo todo es posible. Cada uno puede tener sus ideas, yo respeto las de los demás y lo que pido es respeto mutuo”.

Piqué ha puesto un ejemplo muy gráfico para ilustrar la situación se está viviendo en Catalunya: “El diálogo acerca a las personas. Estamos en un mundo que se está radicalizando todo. Lo de Catalunya y España es como el hijo de 18 años que se quiere ir de casa, siente que le tratan de forma que no se acerca a la realidad. O hablas con él o el hijo se te va”. Ha insistido en el diálogo y ha comentado que “lo que prima es el respeto y mediante el diálogo se puede llegar a buen puerto. El que está dudando de si pitar, que me escuche e igual piensa que lo que digo es muy razonable”.

También ha querido aclarar el tipo de relación que mantiene con Sergio Ramos y ha asegurado que “lo de Ramos es todo una mentira, me llevo fenomenal. Incluso vamos a ser socios en un negocio que le he planteado”.

Loading...