«No hemos estado a la altura»

Desolación. Es la mejor palabra que describe el estado de ánimo de los jugadores del Real Madrid. Después de una Euroliga impecable, el sueño se ha evaporado. El sentimiento general es que ha sido por los errores propios.

Así lo expresó Sergio Llull nada más terminar los 40 minutos. «Hemos perdido muchos balones, hemos regalado posesiones, no hemos estado bien en el rebote tampoco. Han sido un cúmulo de circunstancias. Cuando nos acercábamos, nos precipitábamos en ataque. Creo que hoy no nos ha salido un buen partido».

Llull no se escondió y reconoció que el equipo no ha ofrecido el rendimiento que se esperaba. «Creo que simplemente han jugado mejor, no hemos estado a la altura. Ahora hay que levantar la cabeza»

El mallorquín, el mejor madridista del encuentro con 28 puntos, reconoció el poderío del conjunto turco. «Cuando no haces un buen partido en estas circunstancias, el equipo rival no te perdona, y menos un gran Fenerbahçe jugando en casa».

No obstante, el mallorquín ha restado importancia a la enorme presión ejercida por los aficionados turcos durante todo el encuentro. «Al final, cuando juegas en la cancha, es simplemente un cinco contra cinco. A nosotros nos gusta jugar en este tipo de ambientes, en este tipo de pabellones y eso [el factor ambiental] es lo de menos».

«Muy orgulloso de mis jugadores»

En rueda de prensa el técnico Pablo Laso, tras felicitar al Fenerbahçe por su victoria, ya advertía de que no realmente no tenía mucho que decir. «Cuando se llega a este nivel, sabes que tienes que jugar muy bien para ganar, y nosotros hoy no lo hemos hecho».

Derrota merecida, sí, pero tras una gran temporada, ha querido remarcar. «Estoy muy orgulloso de mis jugadores, de la temporada que han hecho y de la forma que han peleado hoy hasta el final», ha señalado. Ante la pregunta de los periodistas, el entrenador vitoriano ha insistido en que en Estambul «no lo hemos perdido todo». «El equipo ha hecho una gran temporada en Europa. Hemos quedado primeros en la competición regular, donde el nivel es altísimo».

Ahora, ha explicado, hay que mirar al futuro y a la competición doméstica. Laso está convencido de que su equipo se levantará tras este duro golpe. «Creo que como equipo hemos sido siempre capaces, en los momentos más duros, de unirnos y de crecer. Hay que valorar todo lo que hemos hecho y saber que todavía queda liga Endesa por delante, una competición muy dura».

Loading...