Ovación y pitos para Piqué en Alicante

Centenares de seguidores esperaban concentrados a las puertas del estadio Rico Pérez de Alicante la llegada del equipo español. Llegó el bus y fueron bajando la mayoría de internacionales. Pero Piqué no aparecía y la afición se impacientaba. Llegaron un grupo de agentes de la Policía Nacional, que fueron ovacionados, y tras casi cinco minutos de suspense, Piqué fue el último en bajar del bus. Se había quedado con Pepe Reina, Pedro, Alba y algún otro compañero. De nuevo división de opiniones, aplausos por un lado y silbidos por el otro.

La historia se repitió cuando la Roja saltó al césped del Rico Pérez. Primero salieron los técnicos, luego la mayoría de jugadores y Piqué de nuevo se hizo esperar. Cuando al fin apareció, hubo todo tipo de reacciones en la grada. Pitos, aplausos, gente coreando su nombre en la tribuna, otros en un fondo cantando “Piqué cabrón, España es tu nación” y una ovación atronadora cuando salió Sergio Ramos, que esta vez fue el último en saltar al césped. Posteriormente fueron mayoría los que coreaban el nombre de Piqué, a los que saludó el central, mientras los críticos respondían de nuevo con silbidos. La historia se ha ido repitiendo a lo largo del entrenamiento, cada vez que Piqué tocaba un balón o se acercaba a una zona con público, quedaba clara la división de opiniones.

Piqué sigue recibiendo críticas, pero parece que tras la rueda de prensa del miércoles en Madrid muchos seguidores han cambiado de idea y han entendido las explicaciones del azulgrana. El entrenamiento en Alicante no ha tenido nada que ver con el del lunes en Las Rozas.

Loading...