Inicio Deportes ¿Por qué Haaland ha elegido antes al City que a Real Madrid,...

¿Por qué Haaland ha elegido antes al City que a Real Madrid, Barça o Bayern? - Notas de Fútbol

Uno de los más esperados culebrones del verano ha sufrido su particular coitus interruptus. Porque no ha hecho falta que llegue la época por excelencia del mercado de fichajes para conocer el destino de Erling Braut Haaland, que después de meses y meses de rumores ha deshojado la margarita incluso antes de que baje el telón la temporada: deja el Borussia Dortmund a cambio de 60 millones de euros. Una magnífica noticia para los aficionados del Manchester City y una pésima para algunos medios de comunicación, que se quedan sin uno de los grandes filones a nivel mediático en el maravilloso mundo del ‘mercato’. Pero tranquilos, que todavía queda Mbappé.

En cualquier caso, la precipitada decisión del delantero noruego, destinado a ser uno de los protagonistas del planeta fútbol los próximos años, ha generado algunas dudas y otras certezas entre quienes no entienden cómo no ha elegido las noches mágicas del Bernabéu, el proyecto de Xavi o ser el recambio natural de Lewandowski en el Bayern de Múnich. ¿Por qué Haaland ha elegido el City?

En Barcelona, de un tiempo a esta parte, es cierto que se había rebajado el suflé respecto a las posibilidades de incorporarlo. Las altas pretensiones del futbolista, las comisiones y la precaria situación económica culé no invitaban a grandes despilfarros. Las distintas inyecciones que podrían llegar al Camp Nou a través del nuevo patrocinador, de un hipotético acuerdo con CVC o con la venta de alguno de sus activos (¿Frenkie?) mantenían activo el volcán Haaland, aunque cada vez con mayor distancia. La reunión que mantuvo el técnico del Barcelona con el futbolista hace unos meses tampoco sirvió para convencerle. Porque el Barça está en construcción tras ser demolido. Y Haaland quiere un proyecto con músculo: deportivo y económico. En lo deportivo, a Xavi y sus hombres todavía les queda un largo camino y en lo económico, el reto es mastodóntico. Para el Barça era imposible alcanzar las cifras que, según han publicado, recibirá Haaland en el Etihad: 30,4 millones de euros por temporada.

En cambio, el Real Madrid sí parecía que podía alcanzar esas cifras. Florentino Pérez, como pionero en estas lides, ha escrito más de una página en la historia de los fichajes más caros de la historia. Sin embargo, desde Chamartín parece que si bien Haaland era una opción real y apetecible, el hecho de que la gran inversión se la vaya a llevar la posible llegada de Mbappé, iba a provocar un importante desbarajuste en la masa salarial. Y aunque muchas veces los medios han insistido en esa posibilidad, lo cierto es que desde la distancia apuntaban a que ni Haaland ni Mbappé estaban dispuestos a compartir protagonismo en un mismo club. En cualquier caso, el ya delantero del City ha rechazado las noches mágicas del Bernabéu, un proyecto que si bien en ciertos aspectos agoniza por la edad de alguno de sus integrantes (Benzema, Modric), muestra también empaque con los jóvenes que se asoman.

Haaland también podría haber escogido el Bayern de Múnich. Los bávaros, sin problemas financieros, querían repetir la operación Lewandowski, un perfecto espejo en el que mirarse para Erling. El mejor equipo de la Bundesliga, sin embargo, no ha podido cautivar al noruego pese a contar también con grandes alicientes: un campeonato que conoce, un club campeón y aspirante a todo y un marco económico sin fisuras. Haaland, para el imaginario colectivo, ha escogido ser dirigido por Pep Guardiola por pasta. Sin embargo, reducirlo todo a lo que al vil metal se refiere —que lógicamente tiene su cuota de protagonismo— es tratar de negar la lógica. Porque además de la pasta, Haaland se encontrará un club en auge, que pelea por todo en la mejor liga del mundo, que aspira a la Champions todos los cursos, que aúna una legión de grandes futbolistas y unos dueños a los que no les tiembla la chequera a la hora de salir al mercado. Eso, ser dirigido por uno de los mejores de la historia y que su padre llegara a ser capitán cuando los citizens jugaban en Maine Road, también tiene que ver. Digo yo.

En NdF | Haaland, en boca de todos

Publicidad