Real Madrid – Numancia: El Madrid pasa a cuartos con más pena que gloria

Ni charla de Zidane ni debate en el vestuario con los jugadores ni nada. Este Real Madrid no parece tener solución o si la hay, Zidane y los futbolistas no la han encontrado o no saben encontrarla. Tras el empate en Vigo, el partido ante el Numancia parecía un bálsamo, un tregua en la crisis blanca pero resultó ser un capítulo más del descenso a los infiernos de este Real Madrid. Es cierto que los de Zidane no vieron peligrar el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey, pero lo cierto es que la imagen que dio ante un equipo de Segunda es como para que los madridistas estén muy preocupados porque si el equipo sigue como hasta ahora, el futuro inmediato es más negro que blanco.

Copa del Rey Real Madrid- Numancia, en imágenes

Buena muestra de cómo está el Real Madrid es que acabó pidiendo la hora ante el Numancia que acabó encerrando al conjunto blanco que se las vio y se las deseó para salvar el empate final. Una imagen, la del último cuarto de hora que se debe en buena parte a que Zidane desarmó un equipo que hasta entonces no es que estuviera jugando excesivamente bien, pero no pasaba apuros. El francés quitó a Borja Mayoral para poner a Casemiro buscando que no le empataran y el Numancia no sólo empató si no que estuvo cerca de ganar.

Algo que nadie esperaba en los minutos iniciales cuando el Madrid, con la unidad B, salió mandando. Una segunda unidad en la que, por cierto, sólo Lucas Vázquez y Marco Asensio pusieron ganas, actitud. El resto de los suplentes habituales volvieron a no dar el golpe sobre la mesa para hacerle cambiar de idea a Zidane y que cuente más con ellos. A pesar de todo, el Madrid encarriló pronto el partido con el tanto de Lucas Vázquez en el minuto 10. Parecía que ese tanto iba a abrir una goleada, pero iban pasando los minutos y el Madrid no solo no marcaba, si no que iba perdiendo el control del partido que cada vez era más aburrido. El Numancia, ordenado atrás y buscando las contras, se fue creciendo y en el minuto 45, Guillermo marcó el 1-1 al culminar una gran contra que dejó en evidencia a todo el Real Madrid.

Al descanso se llegó con ese resultado y la segunda mitad comenzó como la primera, con el Madrid mandando y marcando. Fue otra vez Lucas el que anotó en el minuto 59 el 2-1. Los blancos fueron a por más goles para acabar de cerrar de una vez por todas el encuentro, pero no acertaban a batir a un Numancia que a punto estuvo de empatar en el minuto 73, pero Casilla lo evitó con un par de intervenciones en la misma jugada solventando así los errores de sus compañeros en la defensa. Un susto en toda regla, pero no el único porque a esa ocasión siguieron otras tres de los sorianos que rondaron el empate hasta que lo encontraron en el minuto 82 con un tanto de Guillermo que fue su segundo gol y el 2-2. El Numancia no se conformó con eso y fue a por más encerrando a un Madrid sobrepasado, incapaz de frenar al equipo de Segunda que acabó con 10 tras la expulsión de Dani Cano por segunda amarilla. Ahí acabó otro partido para olvidar del Real Madrid.

Loading...