Resumen Atlético – Real Madrid: ¡El Madrid estará en la final de Cardiff!

No hubo milagro del Atlético y el Madrid estará el próximo 3 de junio en Cardiff para jugar la final de la Champions League ante la Juventus. Eso sí, los blancos lo pasaron mal, mucho peor de lo esperado. De hecho, vieron muy pero que muy cerca el precipicio de quedar fuera de la final. Eso, a pesar del 3-0 de la ida, pero el Atlético de Madrid salió a por la remontada desde el pitido inicial, tal y como todos esperaban. Los de Simeone hicieron en ese arranque de partido todo lo que no hicieron hace una semana en el Bernabéu. Jugaron con rabia, buscando siempre la portería contraria, pusieron toda la actitud que les faltó y les condenó en Chamartín. Y, por supuesto, los goles que no marcaron.

Champions League: Atlético de Madrid- Real Madrid, en imágenes

Fueron 16 minutos en los que el Atlético pasó por encima de un Madrid que no era capaz de frenar el vendaval rojiblanco. Con Carrasco, Torres, Griezmann,…en fin, todos los de Simeone entrando al 200% en busca de la remontada, el Atlético era imparable con Keylor salvando el 1-0 en el minuto cinco. El Madrid quería pero no podía tener el balón para dormir el partido, pero sólo con eso estuvo a punto de marcar, pero lo evitó Oblak. Inicio vertiginoso de una semifinal tensa, con entradas muy feas y con el Atlético obteniendo sus frutos. Saúl marcó el 1-0 en el minuto 12 a la salida de un saque de esquina y en el 16’, Griezmann ponía el 2-0 al transformar un penalti de Varane a Torres.

El milagro parecía muy cerca y eso lo notó un Madrid sobrepasado. Sin embargo, el Atlético no fue a por el tercer gol, el que igualaba la semifinal. Dio un paso atrás, bajó el ritmo de juego y eso fue clave porque le dio aire al Madrid, concretamente a isco y Modric que comenzaron a tener el balón y con eso, los blancos encontraron la tranquilidad, la confianza que habían perdido. El Atleti, bien ordenado atrás esperaba su oportunidad para volver a marcar y eso, visto el final del partido, le acabó condenando. El encuentro pasó de ser intenso a sucio, con acciones muy feas de los dos equipos que el árbitro turco no supo parar. Ese panorama le iba de maravilla al Madrid que mandaba, pero no se acercaba al área de Oblak y también al Atleti que esperaba el descanso para recuperar fuerzas y salir a por todas en la segunda mitad. Sin embargo, Benzema se sacó una jugada de la lámpara maravillosa que acabó en el gol de Isco. El francés se marchó pegado al área por la línea de fondo, pegado a la línea de Savic, Godín y Giménez que se fueron a por él como un toro al capote. Pero no le hicieron falta ni lograron enviar el balón a córner y dejaron libre el espacio central. Allí le pasó el balón Benzema a Cristiano cuyo disparo lo paró Oblak, pero el rechace le cayó a Isco que no perdonó y puso el 2-1 con el que se llegó al descanso.

Ese tanto fue un mazazo para el Atlético que necesitaba tres goles en 45 minutos. Los rojiblancos lo intentaron en la reanudación, pero sin la fe necesaria y el Madrid. con el balón en su poder, no dejó lugar a la reacción. Los minutos iban pasando y en el partido pasaba poco o nada y la sensación era que el Madrid ya estaba en la final. A pesar de todo, los de Simeone no dejaron nunca de creer, pero se encontraron con un Keylor Navas providencial que evitó con dos paradas seguidas el gol del Atlético en el minuto 66 para volver a entrar en la eliminatoria que pudo cerrar el Madrid, pero el árbitro anuló un gol de Modric por fuera de juego de Cristiano y Benzema envió fuera por poco un cabezazo.

Los minutos finales fueron un acoso y derribo del Atlético, pero se encontró siempre con un inspiradísimo Keylor Navas. Al final, no llegaron más goles y el Real Madrid estará en la final de la Champions League. El Atleti, por su parte se va con la cabeza muy alta y con la banda sonora de los cánticos de apoyo de su afición

Loading...