Resumen Celta – Real Madrid: El Real Madrid no falla ante un Celta con 10

El Real Madrid no falló en Vigo ante el Celta y sumó un triunfo que le deja a un punto de conquistar el título de Liga que se decidirá este próximo domingo en Barcelona y Málaga. Los azulgrana reciben al Eibar con la obligación de ganar y los blancos visitan La Rosaleda donde les vale el empate. El Real Madrid llega a esta privilegiada situación a la última jornada gracias a la victoria en Vigo que fue gracias a los goles de Cristiano, que marcó dos, y a una nueva polémica arbitral con el Madrid de por medio. En esta ocasión, el colegiado expulsó a Aspas por simular un penalti que lo era de Ramos y que acabó con saque de puerta y el Celta sin su mejor hombre. Se pasó de un posible 1-2 en el marcador en el minuto 62 a tener que jugar el equipo gallego media hora con uno menos y con el marcar en contra.

LaLiga: Celta-Real Madrid, en imágenes

Esa acción marcó un encuentro que antes había decantado Cristiano Ronaldo para el Real Madrid con dos goles. Eso, los tantos del portugués, fue lo mejor que hizo el equipo blanco hasta la expulsión de Aspas. Zidane salió co el equipo A y el Madrid salió bien al campo aprovechando las facilidades defensivas del Celta que quería pero sabía presionar la salida de balón blanca. En una de esos regalos gallegos llegó el 0-1 de Cristiano que se sacó un gran disparo desde la frontal para marcar en el minuto 10. El Madrid, sin hacer mucho más que tener el balón ya había encarrilado el partido. Parecía que lo tenía controlado, pero el Celta despertó en el minuto 20 para cambiar el panorama por completo. Le quitó el balón a los de Zidane que buscaban la contra para sentenciar y oportunidades tuvieron, pero no acertaron. Lo mismo que el Celta que no reflejaba su control del partido con el gol. En esos momentos de control local, llegó el primer enfado gallego con el colegiado por no señalar una mano de Varane en el borde del área grande. El colegiado entendió que la acción del francés era involuntaria y lo que pudo haber sido una falta peligrosa desde un costado pasó a ser saque de puerta. Con ese enfado gallego y con el alivio blanco por no haber encajado se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó con el Madrid intentando tener más el balón, pero fue el Celta el que tuvo la primera ocasión. La falló y de ahí nació el 0-2 de Cristiano en la contra a pase de isco. Era el minuto 49 y el Real Madrid parecía que había encarrilado la victoria definitivamente. El Celta buscó la reacción y se fue a por Keylor Navas mientras los blancos querían enfriar el partido con la posesión. Toda la reacción local se fue al garete con la roja a Aspas y el penalti no pitado en contra al Madrid en esa jugada. Era el minuto 61 y a los de Zidane se les ponía aún más de cara el encuentro. Sin embargo, la rabia celtiña salió a relucir y las decisiones del colegiado la aumentó. Wass avisó en el 68’ pero Keylor hizo un paradón y en el 69’, Guidetti puso el 1-2 tras dar su disparo en Ramos. El Celta creía en la remontada, pero sólo le duró un minuto porque en el 70’, Benzema marcó el 1-3 a pase de Marcelo. Ahí se acabó el encuentro. Los celestes querían pero no podían y estaban más pendientes del árbitro que de jugar. El Madrid jugó a placer y Kroos redondeó el triunfo con el 1-4 en el minuto 88

Loading...