Resumen de la victoria del Real Madrid frente a un Espanyol que perdonó mucho

El Real Madrid se quitó de encima el síndrome del Bernabéu ganando a un Espanyol que estuvo cerca de continuar la maldición blanca en casa. Sin embargo, los ‘pericos’ no supieron aprovechar las oportunidades que les dio la defensa blanca y lo acabaron pagando con una derrota. El Madrid ganó, sí, pero sólo jugó bien los primeros 30 minutos de partido. Después, fue diluyéndose poco notándose el cansancio del partido de Champions en Dortmund.

Algo de lo que tuvo culpa Zidanee, aunque también las lesiones, todo hay que decirlo. El entrenador galo sacó a todos los pesos pesados con Achraf –buen partido del marroquí– sustituyendo al lesionado Carvajal. Zidane y sus jugadores salieron a por todas, conscientes de lo que había en juego que no era otra cosa que sumar los tres puntos para no alejarse más aún del Barcelona. A los 25 segundos, Pau evitó el gol de Isco, lo que dio paso al acose y derribo blanco en los primeros 30 minutos en los que el Espanyol aguantó como pudo sin apenas pasar del centro del campo. Como es habitual en el Bernabéu en los últimos partidos, entre los fallos de los blancos y los aciertos del portero visitante –Pau evitó dos tantos– al Madrid se le negaba una y otra vez el gol. Hasta que llegó el minuto 30 cuando un pase de Cristiano lo aprovechó Isco para poner el 1-0.

LaLiga: Las fotos del Real Madrid-Espanyol



Ese gol llevó la tranquilidad al Madrid, quitarse un peso de encima, relajarse, lo que provocó que bajara ritmo. Ahí es donde el Espanyol apareció y se presentó a Keylor Navas que pasó se ser un espectador a ver como el poste evitaba el 1-1 de Gerard Moreno en el minuto 44. Con ese susto para la parroquia blanca se llegó al descanso,

Quique movió ficha y sacó a Marc Navarro y Sergio García en la segunda parte buscando más potencial ofensivo para su Espanyol. Un equipo, el catalán, que cambió de mentalidad, pasó de defenderse a atacar, a apretar a un Madrid que tenía muchos problemas para sacar el balón y dubitativo en defensa. El Espanyol pudo empatar en el minuto 50 peo Keylor evitó con un paradón en el minuto 50. Esa acción no hizo reaccionar a un equipo blanco cada vez más apático y cansado que estaba jugando con el fuego de que el Espanyol le empatara, algo que no parecía ni mucho menos imposible. De hecho, en el ambiente flotaba la sensación de que estaba más cerca el 1-1 que el 2-0. Gerard pudo lograrlo en el minuto 70 tras un fallo garrafal de Sergio Ramos, pero Nacho evitó el gol bajo palos.

Tras esa ocasión clarísima del Espanyol, llegó el 2-0 para el Madrid. Isco culminó una contra iniciada por Cristiano y continuada por Marco Asensio que le dio el pase a Isco para que pusiera el 2-0 en el minuto 71. El Bernabéu respiró aliviado. El Espanyol se fue aún más al ataque, lo que aprovechó el Madrid para jugar a la contra con las piernas frescas de Lucas Vázquez y Ceballos. Así, los blancos pudieron aumentar la ventaja ante un Espanyol que quería pero no podía encontrar el camino del gol que le hiciese entrar en el partido. Al final, ni uno ni otro marcaron y el Madrid se llevó tres puntos de oro y el Espanyol, la sensación de no haber aprovechado una ocasión de oro

Loading...