Resumen Juventus – Monaco: La Juve saca su billete para la final de Cardiff

La Juventus ya tiene su billete para la final de Cardiff después de vencer en la vuelta al Mónaco (2-1), aunque ya tenían encarrilada la eliminatoria tras la victoria a domicilio (0-2). Dani Alves, de nuevo, volvió a ser el protagonista del partido,y de las semifinales, habiendo participado en los cuatro tantos de los italianos.

Champions League: Juventus-Monaco, en imágenes

La primera mitad del encuentro empezaría de una manera muy distinta a como iban a sucederse los hechos. Jardim, con su sorprendente cambio de sistema y Bernardo Silva jugando por dentro, salió a por todas. Mbappé, aunque en fuera de juego, golpeó la madera y Falcao avisó con un tiro lejano que lamió el larguero. La Juve intentaba controlar el partido mientras veía que Khedira tenía que ser sustituido por lesión. La paciencia de los italianos provocó un desajuste imperdonable en el esquema defensivo de los monegascos que, sin diagonales y coberturas y con pérdidas de posición, empezó a encumbrar a Subasic como su héroe.

El meta croata no fue el que evitó el gol en la primera ocasión de Higuaín, su vaselina la sacó Raggi, pero si que sacó una impecable mano a Mandzukic cuatro minutos después. Empezaría entonces una película de terror para el Mónaco, perdido en territorio de un equipo italiano que no estaba dispuesto a dejar pasar los tremendos errores en el repliegue del rival. De un córner a favor botado por los monegascos llegó el tanto de los transalpinos. Salió rápido Alex Sandro, el balón basculó hasta Dani Alves que, con un centro preciso, dejó de nuevo solo a Mario Mandzukic quien, a la segunda, superó a Subasic (33’). Antes de eso, Raggi volvió a ser providencial al evitar un mano a mano de Higuaín, al que le anularían también un gol por justo fuera de juego.

El equipo del principado, sin el control de juego que demostró en la ida, se encomendó a los centros de Mendy, la mayoría sin sentido, aunque en uno de ellos Falcao a punto estuvo de marcar, pero Chiellini la sacó de forma magistral. Antes del descanso, y tras un rechace en un saque de esquina, Dani Alves, protagonista de la eliminatoria, enganchó una volea espectacular para hacer el segundo (45’) y dejar la eliminatoria sentenciada.

La segunda parte sobró. Ni el gol de Mbappé, que acabó con la resistencia de un Buffon que encajó su tercer gol en toda la Champions League, sirvió para darle emoción al partido. Previo al tanto, la parsimonia de Cuadrado impidió que la Juventus sumara el tercer gol. Casi quince minutos después Moutinho condujo por línea de fondo y se la regaló al francés para que recortara diferencias (69’). El resto del encuentro solo sirvió para que alguien se hiciera daño o se pudiera perder la final. Glik, silbado desde el inicio por haber sido capitán del Torino, máximo rival de los bianconeri, hizo méritos para ganarse la roja tras un pisotón en la rodilla sobre Higuaín, que tuvo que poner cabeza en su reacción, con un enfado más que ostensible. Tras esta acción, y con el ambiente caldeado, fueron Mandzukic y Fabinho los protagonistas, pidiendo el brasileño un penalti por un codazo del croata que existió. Ni siquiera la entrada de Germain por Bakayoko supuso ver más fútbol y el partido terminó en una clara victoria de la ‘Vechia Signora’.

Loading...