Resumen Roma – Atlético de Madrid: Alisson se exhibe para frenar a un buen Atleti

El gol. Otra vez el gol. No meterla entre los tres palos le costó al Atlético dos puntos en Mestalla. Y en Roma, con el quíntuple de ocasiones, otros dos en la primera jornada de la Liga de Campeones. Las tuvo de todos los colores el conjunto rojiblanco, superior a los italianos. Pero no marcó. Alisson, portero y héroe de Roma, salió a hombros del Olímpico. Buen partido de los colchoneros. Pero el gol… ¡ay el gol!

Que la primera parte acabase 0-0 ya era difícil de explicar. Pudo marcar cualquier equipo. Y en más de una ocasión. Pero la falta de puntería, el palo, los porteros y hasta un defensa en línea de gol se empeñaron en que así fuera. Comenzó mejor el Atlético. Acabó mejor la Roma. Los dos sufrieron y se marcharon al vestuario lamentando las ocasiones falladas… y agradeciendo las marradas por el rival.

Champions League: Las mejores imágenes del Roma-Atlético



Simeone sorprendió de inicio con cuatro centrocampistas puros en la medular. Sin bandas. Carrasco, al banquillo y Vietto como compañero de Griezmann, que regresaba al equipo casi un mes después. Salió my enchufado el cuadro rojiblanco, que a los tres minutos ya había dispuesto de una ocasión clara en las botas de Saúl, que remató un servicio de Filipe (el brasileño estuvo en casi todas) en la frontal para que el balón saliera acariciando la madera.

Fue el inicio de las hostilidades. Koke lo intentó, flojo, poco después. Defrel, cuya velocidad amenazaba a los colchoneros, respondió en el otro área desviado, como Griezmann en un intento de media chilena. Luego llegó el turno de Vietto, solo en la frontal, que la mandó a las manos de Alisson. Y el francés de la Roma dio el primer aviso serio de los suyos con un disparo que salió cruzado, por poco. Todo esto y no habían pasado 20 minutos.

Vietto, voluntarioso pero desacertado, estuvo a punto de liarla. La lió, con unas claras manos dentro del área, pero el serbio Mazic, a pocos metros, no vio voluntariedad. Separada del cuerpo estaba y cortó el centro de Perotti. Y volvemos a las ocasiones. Griezmann fusiló y rozó el palo otro servicio de Filipe. Perotti lo intentó desde 30 metros. Oblak hizo su parada salvadora del día a un tiro seco de Nainggolan. Y Koke rizó el rizo cuando remó un centro de Saúl y batió a Alisson… pero no a Manolas, que salvó en línea. Increíble que no entrara ese balón. Luego serían Dzeko, a cuatro metros y Filipe, desde la frontal, los que probarían suerte. Con el mismo resultado que sus compañeros y rivales poco antes. Descanso. 0-0.

Ocasiones al margen, señalar que Thomas y Saúl fueron los mejores colchoneros del primer acto. El ghanés manda, pide balones, casi siempre busca un pase vertical y juega con criterio. Y agradeció tener a Gabi al lado. Cada vez más importante. Y se lo va creyendo. Cuidado.

MÁS MADERA

El último que lo intentó en el primer tiempo fue el primero que lo intentó en el segundo. Filipe. Vietto seguía queriendo, pero sin poder. Simeone le dio otros diez minutos tras el asueto. Pero no más. Iba a meter a Correa en su lugar cuando Luciano se quedó mano a mano ante Alisson tras un pase filtrado de Saúl. No lo hizo mal, tratando de superarle por arriba, pero el meta sacó un codo, un antebrazo o un hombro milagroso. Al banquillo.

El Atlético tenía a la Roma contra las cuerdas. Saúl probó desde la frontal tras una buena internada de Juanfran, pero el balón fue a las manos de Alisson. Otra vez. Y el Cholo siguió moviendo el banquillo con el segundo cambio a los 60 minutos. Carrasco por Gabi, Al ataque. Había olido sangre. Era el momento de capturar a la presa… si el punto de mira se corregía o la suerte sonreía. Thomas mandó otra arriba y Correa se la lió a Juan Jesús en el área y a su disparo con el exterior respondió Alisson, de nuevo salvador.

Di Francesco, viendo el panorama, retiró a un atacante (Defrel) para meter a un central (Fazio). Cerraban con cinco ahora los romanos. Más vale un punto que ninguno debió pensar el entrenador italiano, con su equipo en su campo y el Atlético buscando la meta romanista. Perotti, con amarilla, pidió penalti de Juanfran cuando se había lanzado a la piscina. No picó Mazic.

A falta de 13 minutos, el Cholo quiso apuntalar el centro del campo metiendo a Gaitán por Griezmann, de más a menos. Carrasco, muy individualista, pasó a la punta junto a Correa. El argentino, brillante, estuvo cerca de derribar el muro con un trallazo tras girarse en la frontal para que Alisson volviese a lucirse.

El colmo llegó en el descuento. En un córner botado por Koke y rematado por Saúl en el primer palo. Apareció el de siempre y en el rechace, sin la oposición del brasileño, el canterano la mandó a la madera. No había manera. Y no la hubo. Ni en cuatro noches seguidas iba a marcar el Atlético. El gol. Maldito gol.

Ficha de partido

As Roma: Alisson; Bruno Peres, Manolas, J. Jesus, Kolarov; Nainggolan (Pellegrini 79’), De Rossi, Strootman; Defrel (Fazio 67’), Dzeko (El Shaarawy 88’), Perotti.

Atlético: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Gabi (61’), Thomas, Saúl, Koke; Griezmann (Gaitán 78’) y Vietto (Correa 57’).

Goles: No hubo.

Árbitro: Mirolad Mazic (Serbia). Amonestó a Perotti (70’)

Campo: Olímpico: 36.064 espectadores.

Loading...