Robert espió ayer a Kane y a Eriksen

Quien quiera fichar en enero (para que no ocurra lo que le pasó al Barça en verano) ya tiene que ir decidiendo los objetivos y, por ello, los técnicos de los grandes clubes están intensificando los seguimientos. Todos tienen Plan A, Plan B, Plan C y lo que haga falta para mejorar las plantillas. Es hora de empezar a decidirse.

Robert , liberado de sus obligaciones en la portavocía, está yendo y viniendo de un lado para otro. El fin de semana pasado estuvo en el Leverkusen-Schalke 04, observado a gente joven como Julian Brand (extremo local de 21 años que acaba en 2019) y Max Meyer (22 años, mediocentro del Schalke que finaliza el próximo junio). Buenos jugadores, como lo es Timo Werner (delantero centro, 21 años, del RasenBallsport Leipzig). Los tres están siendo seguidos pero ninguno es Plan A. Tampoco lo es André Silva , otro chico de 1995. Es internacional portugués, ariete, jugaba en el Oporto, lo ha firmado este año el Milán y Ariedo Braida le estuvo viendo el domingo el derbi contra el Inter donde, por cierto, el ex Barça Mauro Icardi metió los tres goles del cuadro neroazzurro. El ídolo de Icardi , por cierto, es Messi que no es sólo el mejor futbolista del mundo. Al mismo tiempo es el máximo goleador de lo que llevamos de año: 58 goles, 14 más que los segundos, Cavani y Lewandowski .

Explica también en MD Paco Aguilar que el Barcelona está encima de Kalidu Koulibaly , central senegalés del Napoli. Un imponente defensa de 26 años por quien los italianos no pedirían menos de 60 millones. Por cierto, ningún técnico del Barcelona estuvo ayer en el City-Napoli. Conocen perfectamente a los equipos y a los jugadores. Al Napoli y a Koulubaly , para ser exactos, estuvieron viéndole la semana pasada.

Pero hay más seguimientos. Muchos más, y eso no significa que vaya a ficharse a todos o que incluso se pueda fichar a alguno de ellos. Por ejemplo, al que ayer vio Robert Fernández en el Bernabéu, es imposible.

El secretario técnico del Barça estuvo ayer en el Real Madrid-Totenham, con Harry Kane en el campo. Hablamos de un delantero centro demoledor, de sólo 24 años, que está enchufando todo lo que le llega. Ayer se presentó en el coliseo blanco con 43 goles en los 38 partidos que ha jugado en 2017. Una cifra que, para que se hagan una idea, es la misma con la que saltó al campo Cristiano, pero este habiendo jugado 43 encuentros.

La cuestión es que este Kan e ha sido vinculado al futuro del Madrid y el presidente del Tottenham, Daniel Levy , deslizó en The Times que quien quiera llevarse a su artillero tendrá que pagar, mínimo, 225 millones. Una cifra, una tasación, que deliberadamente ha sido situada por encima de lo que Neymar pagó para convertirse en el pase más caro de la historia. El brasileño puso 222 millones para dejar el Barça e irse al PSG y el Tottenham quiere advertir al mercado que Kane es más caro que Ney.

Más accesible sería el danés Christian Eriksen (25) a quien el Barça viene siguiendo desde que jugaba en el Ajax, pero ahora mismo la cosa sigue como estaba hace unas semanas. La primera opción es Coutinho . La decisión final dependerá de lo que diga Ernesto Valverde . Mientras tanto Robert , Urbano , Braida y los scouters seguirán viajando y nosotros, sin movernos del asiento, seguiremos leyendo nombres de objetivos del mercado invernal.

Loading...