Sorpresa a la española

Los octavos de final del Mundial de balonmano que se disputa en Francia depararon este domingo dos sorpresas mayúsculas, ambas protagonizadas por equipos que entrenan técnicos españoles. Dinamarca, actual campeona olímpica, fue eliminada por Hungría, a la que adiestra Xavier Sabaté, y Alemania, la campeona de Europa, cayó contra Qatar, cuyo seleccionador es Valero Rivera.

El combinado de Qatar se clasificó para los cuartos de final al derrotar a Alemania por 21-20. El equipo germano llegó a ganar por cuatro goles de margen, pero acabó sucumbiendo ante un conjunto que reaccionó con solvencia, liderado por Rafael Capote (9 goles) en el tramo final. Qatar, actual subcampeona mundial, jugará en cuartos de final mañana contra Eslovenia

La selección húngara, que dirige Xavier Sabaté, protagonizó la gran sorpresa del Mundial al fulminar a Dinamarca, la vigente campeona olímpica, tras imponerse por 27-25. Un resultado que puede favorecer al equipo español ya que, si gana mañana el partido de cuartos de final, se mediría en las semifinales con el vencedor del encuentro que enfrentará a las selecciones de Hungría y Noruega, teóricamente más asequibles.

Valero Rivera es, con diferencia, el entrenador español que más éxitos ha cosechado. Como jugador desarrolló toda su carrera en el Barcelona (1971 a 1983), donde también ejerció como técnico (1983 a 2003). Fue seleccionador español durante veinte años (1993 a 2013). Tiene seis Copas de Europa, doce Ligas y un campeonato del mundo como logros más destacados. Desde 2013 dirige a la selección de Qatar, con la que fue plata en el Mundial 2015.

Xavier Sabaté, antiguo ayudante de Antonio Carlos Ortega, ha ejercido su profesión en el Veszprem húngaro y fue ascendido al puesto de seleccionador.

Loading...