Tropezón del Real Madrid en el Bernabéu

El Real Madrid, el equipo que parecía imbatible y al que todo el mundo elogiaba sufrió el primer tropezón de la temporada. Justo el día que recibía la copa de la Liga que le acreditaba como campeón de la temporada pasada, los de Zidane empataron ante el Valencia en el Santiago Bernabéu. Es cierto que resta mucho campeonato por delante y que los blancos están más que capacitados para hacer olvidar ese empate, pero también es cierto que el Valencia destapó todas las carencias de este Real Madrid.

La principal y, aunque sea sorprendente, es que sin Cristiano Ronaldo y sin Morata, a este equipo le falta gol. Benzema es un gran delantero, pero no es goleador, como se comprobó ante el Valencia. El francés falló hasta cuatro ocasiones claras para marcar. Si a la falta de gol de Benzema le sumas la apatía de Bale, tienes una delantera con mucho nombre y poco gol. Lo del galés es un serio problema para Zidane que por mucho que lo quiera salvar, la actitud de Bale no es precisamente la mejor para recuperar su mejor versión.

Suerte tiene Zidane que tiene a Marco Asensio en su plantilla. El mallorquín fue el protagonista del Real Madrid ante el Valencia. Sus dos goles evitaron la derrota blanca que estuvo muy cerca en un partido emocionante hasta el final con los dos equipos buscando el triunfo. Fue un choque entre un Madrid muy ofensivo con Casemiro de central por las lesión de Varane y la sanción de Ramos y un Valencia muy ordenado, sabiendo lo que tenía que hacer siempre en el terreno de juego y en el que Parejo brilló con Kondogbia al lado. Ya desde el primer minuto se pudo ver que iba a ser un gran partido. El Madrid comenzó muy bien con un golazo marca de la casa de Marco Asensio en el minuto 10. Fallo en la salida de balón del Valencia, el balón lo coge Asensio para plantarse en la medular y poner el 1-0. Ese gol le dio alas a los de Zidane que fueron a por el segundo ante un Valencia que aguantó y en el minuto 18, Soler empató el choque. Ahí se igualó el partido y empezó el espectáculo de Benzema fallando ocasiones muy claras, como también erró una Isco al que le sobraron regates.

El partido llegó al descanso con ese 1-1. En la segunda parte, Kovacic entró por un mareado Isco y el Madrid puso una marcha más al partido buscando su segundo tanto. Neto, el portero ‘che’, aguantó a los suyos que poco a poco fueron deshaciéndose del control blanco y llegaban al área de Keylor. Kondogbia, con un cabezazo que se marchó alto, asustó a los blancos y le dio aire al Valencia que buscaba el triunfo a la contra. El Madrid no cejó en su empeño y se fue a por la victoria desprotegiendo la defensa. Los de Marcelino lo aprovecharon creando claras ocasiones y marcando el 2-1, obra de Kondogbia en el minuto 77. El Madrid apeló a la épica porque no le quedaba otra y apareció Marco Asensio para poner el 2-2 de falta directa en el minuto 83. Los blancos pudieron ganar, pero Benzema falló otra ocasión clara y envió un balón al poste. El Valencia también tuvo las suyas para vencer y la emoción se mantuvo hasta el pitido final. No se movió más el marcador y el Madrid sufrió el primer tropezón de la temporada en casa y pudo ser peor, pero lo evitó Asensio

Loading...