Verratti, con nueva estrategia para ir al Barça

Marco Verratti pondrá hoy punto y final a sus vacaciones y volará de su Pescara natal a París para reincorporarse mañana a la disciplina del PSG, que inicia la pretemporada en la ciudad deportiva de Ooderoo, a las afueras de la capital parisina. Aunque tenía permiso del club galo hasta el próximo viernes debido a estuvo unos días concentrado con su selección una vez concluyó la temporada, el italiano ha preferido adelantar su llegada y estar a las órdenes de Unai Emery desde el primer día.

Se trata de un guiño de Verratti hacia el PSG y principalmente a su presidente, Nasser Al Khelaifi, inflexible a la hora de sentarse a negociar con el Barça.

Verratti sigue empeñado en jugar en el Barça y apurará hasta el último día del mercado si es necesario para poder cumplir su sueño de jugar al lado de Messi, Neymar, Suárez, Iniesta y compañía. Sabe que cuenta con el respaldo total del Barça, que lo ve como un jugador indispensable para su nuevo proyecto, y eso le da más fuerzas para seguir luchando por salir del PSG. Ambas partes irán de la mano hasta el final.

Sin embargo, tanto el jugador como su agente tienen muy claro que para que Verratti pueda tener la oportunidad de jugar en el Camp Nou vestido de azulgrana no queda otra opción que cambiar de táctica.

Si hasta el momento el jugador había apostado por poner toda la carne en el asador, desafiando al PSG y a su presidente para que lo dejaran salir, ahora, en vistas de que Al Khelaïfi se mantiene inquebrantable como un muro, han decidido levantar el pie del acelerador e intentar acercar posturas con el presidente del PSG, con la única intención de que, por lo menos, atienda la propuesta del Barça para estudiar su traspaso.

Después de que el agente de Verratti, Donato Di Campli, se reuniera con el director deportivo del PSG, Antero Henrique, en Milán hace algo más de dos semanas para comunicarle la decisión del centrocampista de querer jugar en el Barça, y del viaje relámpago del propio Verratti a París desde Ibiza para comunicarle a todos los estamentos del club su deseo de vestir de azulgrana, consideran que ahora toca persuadir a Al Khelaïfi con otras armas.

Consumado el fallido intento para que el PSG le abra la puerta de salida desafiando al club francés, el jugador y su agente saben que si mantienen el pulso con el presidente Al Khelaïfi tienen todas las de perder. A orgullo nadie podrá con el máximo responsable del conjunto francés, más cuando no tienen ninguna necesidad de vender a ninguna de sus estrellas para poder fichar y Verratti tiene contrato hasta 2021. De ahí su decisión de cambiar de táctica y entrenarse desde el primer día con el PSG y acatar las órdenes del club.

Dispuesto a aguantar la presión

Pese a que la foto de Verratti con la portada de MD, en un claro guiño hacia el Barça, no sentó nada bien ni en el club ni entre los aficionados del PSG, el italiano está dispuesto a aguantar toda la presión que le pueda venir durante las próximas semanas tanto desde dentro como fuera del PSG. El club galo cuenta entre su afición con algunos de los radicales más peligrosos de toda Europa y el futbolista es consciente de que deberá armarse de paciencia y aguantar el chaparrón.

Por el momento, la intención es calmar los ánimos de presidente y aficionados con la única intención de que el PSG se siente a negociar con el Barça

Loading...