Vietto hará de Neymar

La llegada de Luciano Vietto al Barça completará la plantilla de Luis Enrique, a expensas de que haya que hacer algún movimiento extra forzado por el traspaso de algún futbolista. Aunque no es algo que el club tenga planeado de antemano, estará preparado si se da la circunstancia. Vietto, el refuerzo del Barça para la delantera, que ayer jugó la segunda parte en el primer amistoso de la pretemporada del Atlético, llega además con una función muy clara para los primeros partidos oficiales de la temporada. Vietto ‘hará’ de Neymar en la Supercopa y en el primer partido de Liga, en que el brasileño estará disputando los Juegos Olímpicos de Río.

Vietto será, junto a Munir, el encargado de dar descanso a los tres miembros del tridente. Aunque Luis Enrique afirmó en rueda de prensa que “buscamos un delantero puro, rápido y con olfato de gol”, lo que hacía pensar en otro perfil de futbolista, finalmente el elegido es Vietto, que gustaba mucho a los técnicos barcelonistas y que se adapta perfectamente al perfil Barça y a la primera misión que tendrá en el Barça: ocupar la plaza en el equipo de Neymar, que se encontrará disputando los Juegos y por lo tanto se perderá seguro la Supercopa de España, ida y vuelta, y la primera jornada de Liga (si Brasil no es eliminada en la fase de grupos, algo impensable). Vietto, ciertamente, puede por perfil ocupar la plaza de Neymar, aunque tengan características distintas.

Acuerdo total

El acuerdo con Vietto es un hecho. El futbolista tenía la posibilidad de ir cedido al Sevilla, opción que desde el club rojiblanco veían con buenos ojos porque preferían conservar la propiedad de los derechos sobre el futbolista. El Sevilla le ofrecía, además, aparentemente una perspectiva más halagüeña en cuanto a minutos jugados, ya que en el Pizjuán no iba a competir con el tridente. Sin embargo, ha prevalecido el deseo del delantero de jugar junto a Leo Messi, un deseo que en los próximos días puede ser realidad: no hay que descartar que Vietto, en cuanto se oficialice el traspaso, se incorpore al ‘stage’ del Barça en Saint George’s Park.

El Atlético, que inicialmente situaba su demanda económica en una zona inalcanzable para el Barça, finalmente ha accedido a fijar un precio que el club barcelonista considera asumible y que, según fuentes cercanas a la operación rondará los 22 millones de euros. Sólo quedan por pulir los clásicos ‘flecos’ de todos los fichajes.

Inversión asumible

Con esta operación, el club barcelonista superará ligeramente los 98 millones de inversión que podía asumir en el actual mercado: 60 más los beneficios de los traspasos de Pedro y Bartra (Halilovic no entró en el ejercicio). La desviación es pequeña y Josep Maria Bartomeu ya explicó, en la reciente rueda de prensa de balance de la pasada campaña, que el club estaba en disposición de avanzar la inversión de futuras campañas si era necesario. De hecho, aún hay capacidad de maniobra en caso de necesidad.

En cualquier caso, el mercado está lejos de haberse cerrado. Para empezar, el Barça debe resolver las salidas de Montoya y Tello, que viajarán a Inglaterra con el equipo, y de Douglas, a quien hasta el 8 de agosto no se espera. Si hubiese alguna salida más de futbolistas que tienen ofertas, el Barça estaría preparado para encontrar recambios satisfactorios.

Loading...