Yerry Mina, el elegido para sustituir a Mascherano

Yerry Mina (Palmeiras, 23 años) es el central elegido para sustituir a Javier Mascherano (33) en el mercado de invierno si el central azulgrana acaba saliendo en dirección a China. La intención del argentino es irse porque quiere minutos para llegar rodado al Mundial de Rusia y porque la oferta económica que le ha llegado es estratosférica. El Barça, por ahora, se resiste a dejarle ir así como así. Mascherano es una garantía como central y desprenderse de él es crearse un problema. Pero esta posibilidad poco a poco va tomando cuerpo porque se le empiezan a ver bondades a traspasar en enero al argentino. Una de ellas, aligerar masa salarial. Entre eso y que el Barça es un club “humano”, como dijo el presidente Bartomeu, la venta del defensa comienza a plantearse como un escenario plausible.

Eso sí, el argentino deberá pedir al club chino que le quiere comprar (según TV3 es el Hebei Fortune) que amplíe su oferta. A día de hoy ofrecen entre 5 y 6 millones de euros, pero el FC Barcelona considera esa cantidad insuficiente. Ahí debe trabajar Mascherano para que ese club amplíe su propuesta. Por ahora el defensa se ha comprometido a esperar a que se recupere Samuel Umtiti de su lesión y a que el Barça tenga cerrada la contratación de un sustituto, siendo la prioridad tal y como hemos apuntado el colombiano Mina.

Los servicios técnicos del Barça consideran que el hombre ideal es Yerry Mina. Pep Segura le sigue desde hace varios años y Robert dio su OK tras verlo en acción. Ambos valoran su potencia física (mide 1,95 metros), su contundencia y, también, su buena salida de balón. Aparte, apuntan que puede dotar al Barça, gracias a su enorme envergadura, de una gran potencia en el juego aéreo en defensa y en ataque.

Si Palmeiras se pasa, otro

El problema es que la opción de compra del Barça con el Palmeiras para la venta de Mina, que es de 9 millones de euros, está fijada para el próximo verano. Así, ahora tocará convencer al club brasileño de que avance la venta de su defensa y por un precio similar. Esa es la pretensión del Barça, que cuenta con la complicidad del futbolista, que está loco por dar el salto al Camp Nou y que ve en la posible marcha de Mascherano la oportunidad de su vida.

Eso sí, el Barça tiene claro que si el Palmeiras se vuelve loco y se sube a la parra pidiendo una cantidad mucho más elevada que esos 9 millones de euros, la operación no verá la luz. En esa situación se iría al mercado a buscar otro defensa central, aunque la empresa no es sencilla. No hay tantos con nivel Barça que puedan salir en el mercado de invierno y que puedan jugar la Champions.

En todo caso, la apuesta azulgrana por Mina es firme. Se insiste en que si se va a por él es porque habrá un consenso. Las reticencias de Ernesto Valverde parecen en vías de superación y en ello ha ayudado el buen rendimiento de Thomas Vermaelen. El belga está respondiendo y si se va Mascherano pasará a ser el tercer central y Mina sería el cuarto, lo que le liberaría de tensión y le daría más margen de tiempo para adaptarse.

Loading...