Yerry Mina, pendiente del acuerdo definitivo

El Palmeiras no acaba de dar su brazo a torcer por Yerry Mina, aunque el desenlace del traspaso es inminente. El club brasileño hizo un último intento por cobrar 15 millones por avanzar la venta del colombiano al Barça, que no quiere llegar a esta cantidad porque el próximo verano lo tiene asegurado por sólo 9 millones. Con este tira y afloja como telón de fondo, el futbolista estaba ayer a la espera de la confirmación definitiva para viajar a Barcelona. Su llegada se daba por hecha por todos los medios en Barcelona para ayer, pero MD informó que el viaje se retrasaba, como así fue, por una cuestión de papeleo.

Mucho a repartir

En el fondo, la táctica dilatoria del Palmeiras pasa por querer sacar más dinero en la operación ya que debe repartir parte de lo que reciba con el Santa Fe, club anterior de Yerry, con el expresidente del ‘Verdao’ Paulo Nobre, que puso de su bolsillo para fichar al central. Una intención que está dilatando la operación a pesar de que algunos ya la daban por atada, cerrada y finiquitada antes de tiempo.

En el Barça no hay nervios por la actitud del Palmeiras porque lo tienen muy claro. No piensan pasarse de esos 12 millones citados anteriormente por un jugador que, dentro de seis meses, costará sólo nueve.

En el club se confía en que la operación se cierre esta semana pero también tienen claro que lo primero es lo primero y ahora toca centrarse en la Copa del Rey y en el Celta, al que hay que eliminar tras el 1-1 del partido de ida. El equipo de Unzué es muy peligroso, como evidencian su empate en el Camp Nou en Liga (2-2) y su otra igualada contra el Real Madrid por el mismo resultado. Un marcador que, en caso de repetirse mañana en el Camp Nou, eliminaría al equipo de Ernesto Valverde.

Primero, la Copa

Por tanto, pese a que los ejecutivos trabajan en la operación Mina con el tío y agente del jugador, Jair, el fichaje y posterior presentación del jugador pasa por unos días a segundo plano. Es decir, que a Yerry no se le presentará ni hoy ni mañana, días marcados por la competición copera. El viernes, si el Palmeiras accede de un a vez a la venta, podría ser el día elegido o, si no, la puesta de largo del central colombiano ya se pasaría a la próxima semana porque el fin de semana toca centrarse en la Liga y el partido del próximo domingo en el siempre peligroso estadio de Anoeta ante la Real Sociedad.

En todo caso, en el Barça se sigue manteniendo el interés por incorporar al defensa colombiano, una solución barata y lógica para sustituir a un Mascherano que, dicho sea de paso, rindió a gran nivel contra el Levante.

El tío y representante de Mina, Jair Mina, está forzando la máquina con el Palmeiras para que den ya luz verde a la operación. El futbolista está deseando que se cierre ya, igual que su familia de Colombia, que también está pendiente del OK final para organizar su viaje a Barcelona para estar junto al defensa en su puesta de largo como nuevo jugador del Barça.

Con la llegada de Yerry Mina al club azulgrana, ya serán tres los jugadores extracomunitarios en nómina. Los otros dos son Paulinho Bezerra, que llegó el pasado verano, y el recién fichado Philippe Coutinho.

Loading...