Abogados Cristianos denunciará a Ribó si elimina calles dedicadas a «mártires de la persecución religiosa»

Una petición iniciada en Change.org acumula más de 3.000 firmas para pedir al alcalde de Valencia que no aplique la medida

Al Ayuntamiento de Valencia se le acumulan las críticas hacia su aplicación de la Ley de Memoria Histórica. La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) ha advertido este jueves que denunciará al alcalde de Valencia, Joan Ribó, por presunta prevaricación si elimina los nombres de «las calles dedicadas a los mártires de la persecución religiosa de los años 30».

Así lo ha asegurado en un comunicado tras conocer los planes del consistorio de cambiar los nombres del callejero de la ciudad, eliminando los nombres relacionados con el régimen franquista para cumplir con la Ley de Memoria Histórica.

La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha explicado que «la propia Ley de Memoria Histórica, en su artículo primero, asume como objeto reconocer a quienes padecieron persecución o violencia por sus creencias religiosas», por lo que «eliminar las calles de los mártires religiosos sería ir contra la propia ley».

A su juicio, Joan Ribó cometería presuntamente dos delitos con esta medida: prevaricación y discriminación por motivos religiosos. «Estamos dispuestos a llevar a Joan Ribó ante los tribunales si finalmente cambia el nombre de estas calles», ha insistido Castellanos.

Más de 3.000 firmas en Change.org

El pasado lunes, un valenciano compartió en Facebook su sorpresa e indignación con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica «para eliminar vestigios del franquismo» en la calle que lleva por nombre el apellido de sus bisabuelos, los Alcántara-Ríos, un matrimonio «fusilado por una cuadrilla de anarquistas». Tal como explicó el joven, sus bisabuelos «no fueron franquistas, ni ocuparon cargos políticos ni militares. Su único delito fue ser católicos».

Por el momento, la Asociación Enraizados ha iniciado una petición ciudadana en el portal Change.org que ya lleva recogidas más de 3.000 firmas solicitando a Joan Ribó que «no sea sectario y revanchista y mantenga los nombres de las calles». Además, se recuerda la historia de José María Corbín Ferrer, laico que fue asesinado por ser católico a los 22 años –cuya calle se incluye también en la modificación del callejero– y del matrimonio Alcántara-Ríos.

Loading...