Inicio Destacadas Así afecta la subida fiscal que se prepara, impuesto a impuesto

Así afecta la subida fiscal que se prepara, impuesto a impuesto

La subida de impuestos que se avecina puede elevar su impacto de los 7.000 millones que suponen las alzas pactadas entre PSOE y Podemos hasta los 20.000 millones si finalmente la formación morada consigue imponer el impuesto a las grandes fortunas que abandera. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha avisado de que va a acelerar la aprobación de las tasas Google y Tobin y de que la «reforma fiscal» prevista «se mantiene» a pesar de la crisis del coronavirus, lo que ha dicho que se aprobará en el «momento oportuno». En la última semana, Podemos ha redoblado la presión a su socio de gobierno aprovechando el arranque de la Comisión de Reconstrucción en el Congreso para imponer un impuesto a las grandes fortunas -que según Pablo Iglesias, éstas «están deseando pagar por patriotismo fiscal»-, y para que las subidas del IRPF, del ahorro, de Sociedades, entre otras muchas, se tramiten de inmediato.

Impuesto a grandes fortunas. Este nuevo gravamen, que Podemos llevaba en su programa, sustituiría al actual Impuesto sobre el Patrimonio y no sería susceptible de bonificación por las comunidades -que ahora pueden hacerlo hasta el 100%, como Madrid-. Según la propuesta, los patrimonios a partir del millón de euros contribuirán con un 2% del mismo; a partir de los 10 millones, con el 2,5%; a partir de 50 millones con el 3%, y a partir de 100 millones con el 3,5%, con el objetivo de recaudar unos 13.000 millones de euros, el equivalente al 1% del PIB. Podemos calcula que el impuesto afectaría especialmente a los mil patrimonios más elevados de España, los de más de un millón una vez exenta la vivienda habitual hasta un valor de 400.000 euros. Las estadísticas de la Agencia Tributaria muestran que el Impuesto sobre el Patrimonio, que recauda poco más de 1.000 millones, cuenta con 202.437 declarantes, 175.418 con cuota, que declaran un patrimonio medio de 3,3 millones. A partir de 1,5 millones, hay 60.337 declarantes, de los que 53.245 declaran entre 1,5 millones y 6 millones; 6.481, entre 6 y 30 millones, y 611 contribuyentes, más de 30 millones.

Patrimonio y Sucesiones. En el caso de que no prospere el impuesto a las grandes fortunas, PSOE y Podemos ya han pactado un incremento del 1% del Impuesto sobre el Patrimonio para las fortunas de más de 10 millones. A esto se suma la armonización al alza de Patrimonio y Sucesiones que el Gobierno promueve en la reforma de la financiación autonómica, que obligaría a Madrid a realizar una importante subida (ver información adjunta).

IRPF. El Gobierno quiere subir el tipo marginal máximo del IRPF dos puntos para las rentas desde 130.000 euros, y cuatro puntos a partir de 300.000 euros. Con estas subidas, las comunidades con los marginales más altos, como Cataluña, llegarían respectivamente al 50% y 52%. En Madrid, en cambio, se situarían en el 45,5% y en el 47,5% (ver gráfico adjunto). Este alza afectaría a 121.550 contribuyentes. Se trata de 95.025 ciudadanos que ingresan entre 130.000 y 300.000 euros, y 26.525, más de 300.000, de los que 18.144 se sitúan entre 300.00 y 600.000 euros, y 8.381, más de 600.000. Pues bien, quienes ingresan entre 130.000 y 300.000 euros pagarán 1.600 euros más al año, según el sindicato de Técnicos de Hacienda Gestha. Entre 300.000 y 600.000 euros, el golpe fiscal será de 7.676 euros al año y, quienes ingresan más de 600.000 euros, pagarán 27.808 euros más.

Ahorro. En las rentas del ahorro, habrá una subida de cuatro puntos a los rendimientos máximos, del 23% al 27%, medida que afectaría a cerca de 60.000 contribuyentes. Podemos blandió el jueves que buscará un acercamiento entre rentas del trabajo y del capital que se prevé mayor del previsto.
Sociedades. El mayor incremento será en Sociedades, en el que se impondrá un tipo mínimo sobre base imponible del 15%, del 18% para banca y petroleras, y un gravamen del 5% de los dividendos.

El tipo mínimo acordado es sobre base imponible, pero Podemos pretendía que fuera sobre cuota, con lo que el golpe sería mucho mayor. El golpe a los dividendos es la medida con más impacto. Supone una doble imposición porque la filial que lo genera ya ha tributado y da pie a múltiples imposiciones, el efecto cascada, según la estructura de filiales.

Tasa Google. Afecta a empresas cuyo importe neto de su cifra de negocios supere los 750 millones a nivel mundial y cuyos ingresos derivados de los servicios digitales superen los 3 millones en España. Se gravará un 3% la publicidad e intermediación online y la venta de datos.

Tasa Tobin. Grava un 0,2% la compra de acciones de sociedades españolas cotizadas y con capitalización bursátil superior a 1.000 millones para ingresar 850 millones. Afecta a 61 empresas españolas. Tributarán compraventas de 425.000 millones, el 90,5% del total contratado.

Diésel. Subida del diésel de 3,8 céntimos por litro para equipararlo con la gasolina.

Socimi. Castigo a los beneficios no distribuidos de las Socimis, que se gravarán un 15%.
Ley de Lucha contra el Fraude. Proyecta reunir 828 millones con la limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros, la rebaja a 600.000 euros la deuda para entrar en la lista de morosos y el golpe fiscal a los unit linked.

Fuente: Expansión