Un podemita es reducido cuando pretendía interrumpir el discurso de Rita Maestre

La bronca cada vez menos sutil gira en torno a si hay que abrazar la socialdemocracia -como pretende Errejón- o hay que estar en las trincheras de la extrema izquierda, como pretende Iglesias. Lo cierto es que, en medio del fuego cruzado hay que dar apariencia de unidad y eso, algunas veces, resulta imposible.

Todos de Zara

La resultante de Vistalegre es una obra de teatro un tanto mediocre que sólo convence a los convencidos. El vestuario resultó poco convincente porque, aunque los protagonistas iban de estreno, parecían haberse gastado parte de su sueldo público en la misma sección de Zara.

Los más aclamados fueron Carolina Bescansa, la maestra del parvulario y Diego Cañamero, que no paró de hacerse selfies con los camareros a la vez que pedía el voto para Pablo Iglesias argumentando que si Ronaldo jugara de portero el Madrid no ganaría ningún partido.

Pero la bronca llegó cuando un amigo de Cañamero irrumpió en el escenario a lo Jimmy Jump mientras hablaba Rita Maestre. El hombre pretendía tener su minuto de gloria a costa de los protagonistas pero pronto fue silenciado por la multitud a gritos de: “Unidad”.

Se bebió Pepsi, que no Coca-Cola, y se regalaron camisetas, chapas, folletos y boletos para la fiesta del cierre del domingo. “Bebida, comida y música”. ¿Se puede pedir más?

Loading...