Inicio Destacadas Bruselas da la razón a Ayuso en negociar la compra de vacunas

Bruselas da la razón a Ayuso en negociar la compra de vacunas

Alemania está dispuesta a emular a Hungría, República Checa o Eslovaquia. y negocia ya bilateralmente con Moscú la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V, al margen del sistema de compras conjuntas diseñado por la Comisión Europea.

Berlín la puerta a comprar en solitario en el mercado ruso, siempre que la agencia europea apruebe la vacuna, actualmente en fase de revisión. Por ahora, la UE tiene comprometidas vacunas con Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Janssen, Curvax y Sanofi. Si bien, en la Eurocámara surgen voces que piden a la Comisión que abra negociaciones con Moscú dada la lentitud de la compra conjunta europea, que ha sido incluso cuestionada por la OMS.

Que Bruselas no negocie con Rusia, no significa que los países miembros no puedan hacerlo unilateralmente. Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz principal del Ejecutivo comunitario, Éric Mamer: «Tenemos una estrategia europea de vacunas basada en la negociación con una serie de empresas que han sido identificadas. El hecho de que los Estados miembros decidan comprar vacunas de otros productores, y ya ha ocurrido en Hungría, no es el fin de la estrategia». Es más, incluso la CE avala que regiones o comunidades puedad adquirirlas siempre y cuando la estructura institucional del Estado miembro así lo permita.

Es el caso del estado alemán de Baviera, que desveló este jueves la firma de un preacuerdo para la compra de 2,5 millones de dosis de la vacuna rusa, condicionado también a que las autoridades europeas aprueben su uso.

En España, el anuncio de la Comunidad de Madrid de que mantuvo conversaciones con Moscú para adquirir la vacuna rusa ha sido objeto de polémica al tachar el Gobierno de inapropiado el gesto unilateral del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Incluso, comunidades gobernadas por el PP como Castilla y León y Galicia han criticado la maniobra de Madrid al argumentar que carece de sentido sin la aprobación del regulador europeo.

Otras, como la Comunidad Valenciana, han admitido contactos con Janssen para asegurarse la entrega de 2 millones de sueros de esta farmaceútica, cuya vacuna sí cuenta ya con la autorización europea. En el caso de Andalucía, la Junta ha admitido también contactos con varios laboratorios, entre ellos rusos, para sondear el mercado.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, criticó esta semana duramente a Ayuso por su «postureo» y «pose» de campaña electoral al anunciar su disposición a adquirir Sputnik V; críticas a las que se sumó Carmen Calvo, quien matizó que las decisiones sobre la adquisición y administración de las vacunas son «centralizadas» por lo que no está previsto que una comunidad autónoma pueda hacer este tipo de gestiones. El Ejecutivo central insiste en que es «imposible» que las comunidades «por sí solas» puedan adquirir una vacuna que no está aprobada por la EMA. El portavoz de Sanidad de la Comisión de Sanidad, Stefan De Keersmaecker, sí ha avalado, sin embargo, las gestiones de regiones o comunidades para adquirir vacunas que no forman prte de la cartera de vacunas de la UE, siempre y cuando la «estructura institucional» de dicho Estado miembro así lo permita.

Madrid, por su parte, defiende su postura de «abrir todas las vías posibles» para acelerar el ritmo de vacunación al argumentar que abrir esas conversaciones permitiría a la región estar «preparada» para administrarla una vez cuente con la autorización de la EMA, tal y como sucede en el caso de República Checa, Alemania o el estado de Baviera. Así lo ha trasladado este viernes la propia Isabel Díaz Ayuso en una entrevista en Antena 3.

En los mismos términos se ha pronunciado el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, en rueda de prensa este viernes, en la que ha admitido los contactos con Rusia, pero en el marco de otras reuniones que mantiene el Gobierno regional con otros países con vacunas en desarrollo. Zapatero ha aclarado que las conversaciones mantenidas por el Ejecutivo regional no perseguían la compra de la Sputnik V sino una toma de contacto del mercado y una puesta al día de las características del suero ruso. Admite por tanto la Comunidad de Madrid que corresponde al Gobierno la compra de las vacunas, por lo que pide al Ejecutivo central «agilidad» para hacer posible el suministro de las vacunas ya aprobadas por la EMA y «presión» en Europa para que las que aún no cuentan con su visto bueno, sean aprobadas cuanto antes.