Inicio Destacadas Cargan contra Chivite por “echarse en las garras” de los proetarras

Cargan contra Chivite por “echarse en las garras” de los proetarras

La presidenta de la comunidad foral, María Chivite ha acudido al homenaje en recuerdo de Francisco Casanova como el primer acto institucional. Vecinos de Paz no la tenían entre los confirmados aunque supieron de su presencia unas horas antes del inicio. Chivite ha asistido con asiduidad a este homenaje los años pasados, pero en esta ocasión iba en calidad de presidenta lo que algunos consideraron como una manera de “blanquear” su sillón logrado con la “bendición” de EH Bildu, partido que a día de hoy sigue sin condenar los asesinatos terroristas.

Francisco Casanova, subteniente de infantería del Ejército de Tierra fue asesinado a tiros por la banda terrorista ETA el 9 de agosto de 2000 en el garaje de su casa en Berriozar. Los terroristas le dispararon hasta siete veces y tres balas le alcanzaron en la cabeza, lo que le causó la muerte inmediata. Casanova, integrado en la vida de la localidad, pertenecía al grupo de jotas Ecos de Navarra de Berriozar motivo por el cual, cada año, le siguen homenajeando con el encuentro de jotas en su memoria.

En presencia de su viuda y sus dos hijos, Vecinos de Paz homenajeó a Casanova y también leyó la cartilla a la recién estrenada presidenta de Navarra, María Chivite. Maribel Valls lanzó unos dardos directos María Chivite a quien le recordó los cuatro años de imposición del euskera, educación, ikurriñas y pasos para la anexión de Navarra al País Vasco, reprochó al PSN, “que ha estado con las víctimas y la ciudadanía” siempre y que se manifestaba defendiendo los símbolos de Navarra la sorpresa de posicionarse “frente a ellos” y que se haya echado “en sus garras –la de los nacionalistas- y en las de los proetarras, cometiendo una gran ignominia y una auténtica humillación a los cerca de mil asesinados por ETA” en la que recordó uno a uno algunos de sus nombres.

En presencia de Chivite, Valls se dirigió a ella y le preguntó: “¿Los recuerda? Son compañeros suyos del PSN, asesinados por ETA, y a los que ha dejado de lado para echarse esos otros compañeros que no condenan la barbarie etarra”. Asimismo, destacó cómo, incluso ya le han dicho que recibir a los asesinos como héroes “es normal, y así lo irán haciendo” y le espetó: “Y lo harán con su beneplácito”.

Maribel Valls también criticó a quienes “acuden a todos los actos de homenaje de las víctima a pesar de que saben que no son bienvenidos” y entre ellos citó a los miembros del “departamento de la mentira” -de Geroa Bai- el “departamento de paz, convivencia y derechos humanos” que el gobierno de Uxúe Barkos “se sacó de la manga allanando el camino al blanqueo etarra, y por el que cobran el sueldico”.

La portavoz de Vecinos de Paz recordó a los socialistas “que no están de acuerdo” con el “macabro y humillante” pacto que de Chivite, pidió como cada año que se esclarezcan los más de 300 asesinatos sin resolver y al alcalde de Pamplona, Enrique Maya -también presente en el acto- le solicitó que ponga en Pamplona una placa de recuerdo de cada víctima de ETA en el lugar donde fueron asesinados y se corrijan los nombres de las “placas tramposas” que el ex alcalde de Bildu colocó con un simple “asesinado” sin decir por quién.

Finalmente, Valls pidió “unidad frente a los totalitarios” porque “no pueden conseguir lo que no consiguieron con chantajes y asesinatos”. Al acto también acudieron los diputados de Navarra Suma Sergio Sayas y el líder de UPN y portavoz de la coalición Javier Esparza así como miembros de Ciudadanos y PP que componen la coalición.