Inicio Destacadas Colón, Fray Junípero y ahora… los Conguitos: campaña «antirracista» contra este popular...

Colón, Fray Junípero y ahora… los Conguitos: campaña «antirracista» contra este popular dulce español

Dos envases de los populares cacahuetes tostados recubiertos de chocolate

España protesta «de manera discreta» por la destrucción de estatuas de Colón en Estados Unidos
Colón, Fray Junípero Serra… y ahora los Conguitos. El histórico dulce español creado hace medio siglo ha pasado a estar en la lista de objetivos de movimientos «antirracistas». La popular avellana recubierta de chocolate que se fabrica en Zaragoza también es considerada «xenófoba» por quienes están exigiendo, en internet, que cambie su imagen y su nombre.

La iniciativa ha llegado a la plataforma virtual de recogida de firmas change.org desde que, el pasado 10 de junio, alguien abrió la campaña «Dejad de usar la marca Conguitos. Es racista». Ha recogido unas 3.200 firmas en 15 días. Al menos así constaba a primera hora de la mañana de este viernes en la propia página web, en la que aparecían también otras tres campañas «clonadas» con el mismo fin e idéntico lema, abiertas la víspera y que en su primer día habían recibido 900, 21 y 3 apoyos, respectivamente.

El asunto ha suscitado una airada polémica en las redes sociales en las que no ha dudado intervenir incluso la nieta del publicista que, hace 40 años, creó la popular imagen de los Conguitos, un dibujo basado en unas infantiles siluetas tribales. El creador fue el publicista Juan Tudela Férez y el éxito fue evidente, a la vista de la popularidad que alcanzaron estos dulces.

Ahora, Tudela Férez también es diana de quienes consideran inaceptable, por «xenófoba», aquella creación. Y su nieta ha salido rápidamente en su defensa en twitter: «Mi abuelo José era la persona menos racista y clasista del mundo. Nos inculcó a todos los suyos el respeto a todas las personas por igual».

Al final, el asunto ha desencadenado revuelo en las redes sociales, con críticas cruzadas y abundantes mensajes también a favor de los Conguitos. Sus defensores consideran un exceso, fuera de lugar, que se considere xenófobo el nombre y la imagen de este veterano dulce español, a vueltas con la ola de protestas antirracistas que se ha extendido por el mundo tras la violenta muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía en Mineápolis.

Producto demandado en el extranjero

Los Conguitos los produce la empresa aragonesa Chocolates Lacasa, fundada en 1987 y con fábrica en la localidad de Utebo, muy cerca de Zaragoza capital. La empresa, por cierto, ha renovado en varias ocasiones la imagen de los Conguitos, uno de los muchos productos que incluye el catálogo de esta marca: chocolates en tableta, turrones, bombones, los populares «Lacasitos»…

En 1987, Chocolates Lacasa adquirió los Conguitos, que ahora se exportan a varios continentes, según destacan desde la empresa. Su imagen se ha ido modernizando con el paso del tiempo. Ahora no son siluetas tribales sino un dibujo en el que se da forma humana a las esferas de chocolate de los Conguitos.

Quienes lo consideran racista ven tanto en el nombre como en el dibujo una utilización despreciativa de la raza negra y, en particular, de los aborígenes congoleños. Esa apreciación contrasta con la información que el fabricante da en su propia página web, según la cual África es uno de los destinos a los que se exportan los Conguitos. Y destacan la popularidad de este producto en el mercado español, entre otros: «Seguimos siendo líderes en España, pero tenemos espíritu internacional» y son exportados «a países como Canadá, Gran Bretaña, México, Argentina… ¡y hasta Japón!», destaca el fabricante en la web oficial de los Conguitos.

De esa popularidad dentro y fuera de España da idea la capacidad productiva de Chocolates Lacasa: sus instalaciones están preparadas para elaborar hasta 4.000 toneladas anuales de Conguitos.

(ABC)