Echenique multado con 25.000 euros por contratación ilegal

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha sido multado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por la contratación irregular de su asistente personal, que valora como una infracción “muy grave” y por la que propone una multa de entre 10.001 y 25.000 euros.

En un expediente comunicado la semana pasada, adelantado por el diario aragonés ‘Heraldo’, la Inspección de Trabajo sostiene que Echenique incumplió la ley al mantener a un trabajador para ayudarle en casa sin darle de alta en el régimen general de la Seguridad Social.

El dirigente de Podemos ha anunciado que recurrirá el expediente, al considerar que la relación con su asistente personal era entre “autónomo y cliente” y, por tanto, la responsabilidad de pagar a la Seguridad Social era de esta persona y no suya, y con el objetivo de evitar sentar “un precedente injusto” para los miles de personas dependientes que hay en España.

Echenique, además, intentó este martes salir al paso de la información antes incluso de que se publicase a través de un comunicado en las redes sociales, en el que trataba de refutar la noticia. “Parece que mañana un periódico va a publicar el expediente de la Inspección de Trabajo sobre el asunto del asistente funcional que me prestaba servicio una hora al día de manera intermitente, debido a mi elevado nivel de dependencia y para llevar a cabo las tareas de la vida cotidiana, como levantarme, ducharme o vestirme”.

Ante la evidencia de que “saltara a noticia estatal”, dice, “para intentar tapar las cloacas rebosantes del Partido Popular”, expone su visión sobre el caso, tratando de aminorar las consecuencias de la exclusiva del diario aragonés. “Básicamente, les han filtrado el expediente provisional de la inspección de trabajo en el que se propone una sanción. Lo pagaría si fuese justo, pero opino que no lo es (para mí y para miles de familias con dependientes). Así que lo he recurrido”.

En su defensa, el dirigente de Podemos alega que “desconocía que esta persona estuviera cobrando el desempleo y que, en todo momento y hasta que me dijo que él ya no podía asumir la cuota, yo pensaba que estaba dado de alta como autónomo y atendiendo a sus obligaciones con la Seguridad Social”. En segundo lugar, dice discrepar “de que se tratase de una relación entre empresa y trabajador. Entiendo que se trataba de una relación entre autónomo y cliente (muy similar al caso de un fisioterapeuta) y, por ello, entiendo que la obligación con la Seguridad Social era suya y no mía”.

Loading...