Inicio Destacadas Ecuador le quita la nacionalidad a Julian Assange

Ecuador le quita la nacionalidad a Julian Assange

Uno de los hombres más buscados por la justicia internacional se asiló por años en la Embajada de Ecuador en Londres. Primero perdió el asilo, ahora un tribunal ecuatoriano le ha negado la nacionalidad a Julian Assange.

El Tribunal Contencioso Administrativo de Pichincha aceptó una demanda presentada por el ministerio de Exteriores de Ecuador y falló a favor de retirar la nacionalidad al cofundador de WikiLeaks Julian Assange.

Abogado de Assange interprondrá acciones judiciales

Pero su abogado, Carlos Poveda, interpondrá acciones judiciales (como “recursos horizontales”) ante la decisión. Detalló que “esa resolución no está en firme porque todavía se puede poner recursos de casación ante la Corte Nacional”.

Según explica el abogado, oficialmente el motivo por el cual el ministerio de Relaciones Exteriores y la Procuraduría de Ecuador habían solicitado revocarle la nacionalidad a Assange es “de que se había obviado trámites administrativos y reglamentarios”. Además, alegan que “no vivía en el país, que no tenía recursos para subsistir y que se habían obviado unos trámites de pagos de aranceles”.

Frente a aquello, el abogado presentará el recurso de casación «bajo el argumento de que no se le posibilitó el derecho a la defensa, de que se basó en un medio probatorio carente de legitimidad y que, básicamente, no se permitió ni siquiera la comparecencia del señor Assange. Fue negado absolutamente todo».

¿Por qué está detenido Julian Assange?

Julian Assange se encuentra actualmente encarcelado en el Reino Unido y está luchando contra la extradición a los Estados Unidos por cargos de espionaje.

El australiano de 50 años fue arrestado en abril de 2019 en la embajada de Ecuador en Londres, donde se asiló desde 2012. Solicitó asilo en la embajada para evitar la extradición a Suecia por una acusación de violación que negó. De hecho, los fiscales suecos han retirado una investigación sobre la acusación de violación de 2010.

¿Qué es Wikileaks y por qué es importante?

Lo que hizo conocido a Julian Assange mundialmente fue su rol como editor en jefe y portavoz de Wikileaks desde su fundación en 2006. Wikileaks es una autodenominada “organización de medios sin fines de lucro”, lanzada en 2006 con el propósito de difundir documentos originales de fuentes anónimas y filtraciones.

A fines de noviembre de 2010, Wikileaks comenzó a liberar 251,287 cables diplomáticos adquiridos de una fuente anónima que incluían registros de la guerra de Afganistán e Irak en julio de 2010 y octubre de 2010, que totalizaron 466,743 documentos, lo cual compromete a Assange con EE.UU. por cargos de espionaje.

El presidente Lenín Moreno le retiró el asilo a Assange

Bajo el gobierno de Rafael Correa, promotor del Socialismo del siglo XXI, cuyo ideario exigía la confrontación con EE.UU., el Ecuador asiló a Assange.

Luego de seis años y 10 meses, el presidente de Ecuador, su sucesor, Lenín Moreno, le retiró el asilo. Sin embargo, el presidente entregó a Julián Assange a la justicia británica con la condición de resguardar su integridad física. 

«Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte», declaró Moreno cuando anunció que Ecuador no le daría más asilo en su embajada de Londres al experto informático.

Entre las denuncias que pesan contra Assange está la supuesta conexión con intentos de desestabilización al Gobierno ecuatoriano junto con hackers rusos y viajes del excanciller de Correa a Venezuela con hackers de la organización aliada de Assange. Así lo declaró la ministra de Interior durante la gestión de Moreno.

Actualmente, la Cancillería bajo el Gobierno de Guillermo Lasso sostiene que «este es un pronunciamiento de la justicia que ha actuado en forma independiente y seguido el debido proceso frente a un caso acontecido en el Gobierno anterior y que fue planteado por el mismo Gobierno anterior», según declaró el director de Comunicación, Eduardo Durán.

Para muchos, Julian Assange ha sido un héroe de la libertad de expresión, del libre acceso a la información y sobre todo la piedra en el zapato de los gobiernos y corporaciones más poderosas del mundo.

Sin embargo, su vínculo con gobiernos autoritarios, como el de Rafael Correa, le ha restado legitimidad al verse no (solo) como alguien que lucha contra el abuso de poder, sino como alguien que ha facilitado aumentárselo a sus aliados.

De hecho, el expresidente Lenín Moreno justificó revocarle el asilo a Assange por haber convertido la Embajada de Ecuador en Londres en un centro de espionaje. Por lo cual acusa que rompió los acuerdos de convivencia.

Ahora el Gobierno actual deberá decidir cómo abordarlo. Por el momento, la justicia ecuatoriana ha demostrado no serle favorable al divulgador, al contrario.


Publicidad