EEUU alertó en 2007 que Cataluña es un “imán para reclutar terroristas” y “el mayor centro mediterráneo de actividad de radicales islamistas”

La embajada de Estados Unidos en España definió a Cataluña hace diez años como el punto central y más amenazador del islamismo en España y en el Mediterráneo. En un cable secreto enviado por la legación norteamericana el 2 de octubre de 2007 se explica detalladamente que “las autoridades españolas y norteamericanas han identificado a Cataluña como el mayor centro mediterráneo de actividad de radicales islamistas”.

Para los redactores del análisis, “la alta inmigración, tanto legal como ilegal, desde el Norte de África (Marruecos, Túnez y Argelia), así como de Pakistán y Bangladesh hace de esta región un imán para reclutar terroristas. La Policía estima que hay unos 60.000 paquistaníes viviendo en Barcelona y alrededores, la mayoría hombres, solteros, sin documentación. También numerosos inmigrantes del norte de África. Viven al margen de la sociedad española, no hablan la lengua, a menudo están desempleados y tienen pocos lugares para practicar su religión con dignidad. Individualmente, estas circunstancias proporcionan un terreno fértil para el reclutamiento de terroristas. Todo unido hace que la amenaza sea clara… Cataluña se ha convertido en la primera base de operaciones para la actividad terrorista. Las autoridades españolas nos dicen que temen la amenaza de esta comunidad atomizada de inmigrantes propensa al radicalismo, tienen poca inteligencia (información) y habilidad para penetrar en estos grupos”.

Tan elevada fue la preocupación norteamericana por la amenaza terrorista islamista detectada en Cataluña que Estados Unidos puso en marcha un gran centro de análisis de inteligencia en el consulado de este país en Barcelona, “una plataforma ideal, pues tiene suficiente espacio, comunicaciones seguras y buena localización”, se explica en el documento.

La multiagencia diseñada por Estados Unidos para actuar desde el corazón de Cataluña estaba preparada para disponer de los más completos recursos humanos y organizativos, “además de las capacidades de inteligencia, de las agencias pertinentes de la ley de Estados Unidos y de España, ya que cada vez reconocemos y combatimos los vínculos entre las redes terroristas y los delincuentes involucrados en el contrabando de mercancías, tráfico de drogas, lavado de dinero… Y la falsificación de documentos. Nuestro enfoque es maximizar nuestra asignación de recursos asegurando que todos los elementos de la misión desempeñen un papel en el trabajo con nuestros anfitriones españoles en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia”.

Para los analistas norteamericanos de la CIA, la principal y más preocupante actividad delictiva asociada al terrorismo islamista es el narcotráfico y el blanqueo de dinero. “Los narcotraficantes y los blanqueadores de capitales gravitan en la región (catalana); el uso de drogas está en aumento en toda España, pero particularmente en Cataluña. España sigue siendo la principal zona de entrada y transbordo de grandes cantidades de cocaína sudamericana, cannabis marroquí y heroína afgana destinados a los mercados de consumo de la Unión Europea. España es también un importante lugar de tránsito para las drogas que llegan de América del Sur y Central. Un reciente informe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos señala que España es la base europea en la que los traficantes de drogas comienzan el proceso de limpieza de sus ingresos en efectivo. Funcionarios estadounidenses y españoles consideran que Barcelona es una base operacional clave para la distribución y financiación de los cárteles colombianos. Estos narcotraficantes ven la región como un entorno hospitalario y cada vez más su comercio se produce en y alrededor de Barcelona”.

Fuente: La Tribuna del País Vasco

Loading...