El Ayuntamiento de Barcelona cuelga un lazo amarillo en su fachada

25

El Ayuntamiento de Barcelona colgará este mediodía un lazo amarillo en su fachada de la plaza de Sant Jaume para reclamar la libertad de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y en apoyo a sus amigos y familiares. 

“Con este gesto, el Ayuntamiento de Barcelona quiere expresar su rechazo a la decisión de mantener en prisión preventiva a cargos electos y representantes de dos de las entidades más importantes del país que siempre han actuado de manera pacífica”, expresa un comunicado del ayuntamiento.

La nota del gobierno municipal añade que “desde que los ‘consellers’ y los líderes de Òmnium y ANC fueron encarcelados, el Ayuntamiento de Barcelona ha exigido su puesta en libertad en múltiples ocasiones”. El 17 de octubre firmaron una declaración conjunta en defensa de la libertad de los “presos políticos” los grupos Barcelona en Comú, Grup Municipal Demòcrata, ERC, CUP y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy, se suspendió al actividad institucional los días 17 y 18 de octubre y el 2 de noviembre se desplegó una pancarta en la fachada del Ayuntamiento con el texto ‘Llibertat presos polítics’. En esa fecha, la alcaldesa, Ada Colau, hizo una declaración institucional para reclamar “la liberación inmediata de los presos políticos” y convocó un pleno extraordinario para el día siguiente.

La retirada

La Junta Electoral ordenó la retirada de la pancarta y de la iluminación con color amarillo de las fuentes de la ciudad para garantizar la neutralidad institucional durante la camapaña electoral. Un vez pasado este periodo, el Gobierno municipal ha acordado “de acuerdo con grupos políticos directamente afectados” (en referencia a Demòcrates y Esquerra, que reclamaron la restitución dela pancarta el día después de las elecciones del 21 de diciembre), colgar un lazo amarillo en la fachada del ayuntamiento “hasta la liberación de los presos, para denunciar el abuso de una medida exc excepcional  como la prisión preventiva”.