Inicio Actualidad Económica El Banco de Inglaterra prevé una recuperación económica más rápida de lo...

El Banco de Inglaterra prevé una recuperación económica más rápida de lo esperado

El dólar volvió a caer a los mínimos de 2018, medido por el índice compuesto DXY. Los datos de Covid se filtraron negativamente en el dólar, ya que ayer fue el segundo día más mortal en California, mientras que los casos de Florida excedieron los 500,000. Si bien los casos nuevos se están moderando relativamente en algunos de los estados de mayor incidencia, el volumen total de infecciones aún es considerable. Mientras tanto, las conversaciones de estímulo fiscal en los Estados Unidos continúan estancadas, con ambas partes aún muy separadas en puntos importantes. Los informes del Wall Street Journal sugieren que los líderes republicanos están preparados para alejarse de la mesa de negociaciones y dejar la decisión en manos del poder ejecutivo si no se llega a un acuerdo al final de la semana. El calendario de datos de hoy está marcado por las solicitudes de desempleo previo a la publicación de las nóminas no agrícolas el viernes.

El comité de política monetaria votó por unanimidad para mantener el tipo de referencia del banco en 0.1% y el monto del programa de compra de activos en £745 mil millones, en línea con las expectativas. El Banco de Inglaterra aún espera una rápida recuperación de la economía en los próximos seis meses, asegurando que la inflación retornará a la meta del 2% en dos años. En sus proyecciones revisadas, el Banco espera una caída del 21% del PIB en el segundo trimestre, seguida de aumentos del 18% y 3% en el tercer y último trimestres del año respectivamente. El Banco también advierte que se mantendrán capacidades disponibles hasta finales del próximo año, pero que dicha holgura habrá desaparecido para entonces. El balance de riesgos para estos pronósticos se mantienen sesgados a la baja. Por ello, el Banco proporcionó una nueva guía de política, indicando que no normalizará los instrumentos monetarios hasta que haya evidencia clara de alcanzar la meta de inflación del 2% de manera sostenida. Eso debería ayudar a mantener el extremo frontal de la curva de tipos anclada a niveles bajos durante un tiempo prolongado, incluso si la economía sigue el camino esperado por el Banco de Inglaterra.

El peso mexicano avanza frente al dólar por primera vez en siete sesiones, liderando las ganancias frente al billete verde entre sus pares latinoamericanos. El peso saca provecho de un dólar generalmente debilitado por la actual situación sanitaria en los EE.UU. por un lado, y las perspectivas de un nuevo paquete de rescate económico por otro. Sin embargo, la estrecha operativa del peso mexicano en un rango inferior al promedio de largo plazo refleja los amplios riesgos económicos para México en el actual contexto. En adición, la incertidumbre política se exacerba a medida que se aproximan las elecciones presidenciales de los EE.UU. en noviembre, poniendo mayor presión sobre la moneda azteca. La inestabilidad política doméstica es otro factor clave. El presidente López Obrador hizo comentarios de que su gobierno llegaría incluso a enmendar la Constitución con tal de rescatar a la petrolera estatal Pemex, una señal del profundo deterioro institucional en México. Hoy se publican las cifras de producción y exportación de vehículos en julio y el dato de inversión fija bruta en mayo. De este último se espera un colapso cercano al 40%.