El caso del funcionario que estuvo 10 años sin ir a trabajar llega a la Fiscalía

25

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto diligencias de investigación penal para determinar si se produjo algún tipo de delito y quiénes pudieron ser los responsables en el caso del funcionario de la Diputación de Valencia que ha estado 10 años sin acudir a trabajar.

Fuentes de la Fiscalía han informado de que, tras recibir el expediente disciplinario abierto al citado funcionario, Carles Recio, y su superior en el Archivo General de la Corporación, María José Gil, se ha optado por abrir las citadas diligencias.

La Diputación espera que la Fiscalía aclare “si el puesto creado en el 2006 para Recio era necesario y si los entonces responsables de la Diputación eran conscientes de que no iba a trabajar”.

Según se ha hecho constar en ese expediente disciplinario, el puesto de trabajo de Recio se creó con el criterio en contra del resto de funcionarios, que lo consideraron innecesario.

El caso de Carlos Recio saltó a la actualidad cuando se descubrió que llevaba 10 años cobrando 50.000 euros al año por el cargo de jefe del Servicio de Archivo, donde no trabaja, sólo  iba a fichar. Así consta en el expediente disciplinario abierto contra este funcionario, que se resolvió con una falta grave y otra muy grave de abandono del servicio para el funcionario, lo que supuso su despido el pasado mes de agosto.