El ‘exconseller’ Comín admite que prefirieron “la parte épica y bonita del relato”

El ‘exconseller’ de Sanidad Toni Comín ha reconocido que hasta ahora el independentismo ha preferido “escuchar la parte del relato más épica, más emocionante y más bonita“, en contraposición a las voces que alertaban sobre “la represión del Estado” o “que los gobiernos europeos no nos reconocerían a la mañana siguiente de una DUI”.

En una entrevista en ‘RAC1’ desde Bruselas, Comín ha seguido la línea marcada por ERC y otros ‘exconsellers’, como Clara Ponsatí. Ha reiterado que el Ejecutivo de Puigdemont no estaba preparado para desplegar la república catalana en un contexto de “represión” y que, desde las elecciones del 27 de septiembre del 2015, incluso sectores del independentismo ya alertaban tanto de los riesgos del no reconocimiento de las cancillerías europeas o de las autolimitaciones que se impuso el Govern de “no usar a los funcionarios para garantizar la unilateralidad”, según ha explicado.

Asimismo, el ‘exconseller’ ha explicado que el escenario represivo ya se contempló en los meses previos a las elecciones del 27 de septiembre, aunque consideraron que la “hoja de ruta no podía anticipar la represión del Estado” porque entonces la estaban “legitimando“.

Comín no se ha posicionado sobre si Puigdemont optó por la decisión correcta o no al finalmente no convocar elecciones autonómicas y ha defendido que el Goven actualmente cesado tuvo que elegir ante la disyuntiva de entre la “frustración” de unas elecciones o entre la “represión” que se hubiera derivado de persistir en la unilateralidad.

“Ahora toca fijarse en los límites y ser conscientes de que la independencia requiere un trayecto más largo“, ha emplazado el ‘exconseller’ al bloque independentista, siendo conscientes de que “pedirá esfuerzos más grandes y que tendrá y está teniendo curvas más complicades de las que la gente podía prever”.

Loading...