El Gobierno advierte de que los autos del TC sobre el referéndum implican a funcionarios y proveedores

Frente al anuncio de la Generalitat de la compra de 8.000 urnas para la celebración de un referéndum independentista, el Gobierno central ha recordado este viernes que los autos del Tribunal Constitucional no solo implican a los políticos, sino también a los funcionarios de la administración catalana y a las empresas proveedoras de servicios.

De esta forma se ha expresado el portavoz del Gobierno en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Íñigo Méndez de Vigo ha subrayado que el TC ya advirtió en febrero de que “impedirá una celebración de un referéndum” en Catalunya y ha minimizado el “anuncio del anuncio” del Govern. Eso sí, sin dejar de advertir que si éste “se traduce en hechos”, entonces “la Fiscalía actuará”.

En la línea con el discurso habitual del Gobierno al respecto de la cuestión catalana, Méndez de Vigo ha dicho que “no es posible saltarse la ley” ni “desobedecer el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias ni a los letrados del Parlament, ni hacer encuestas para preguntar a los ciudadanos si se puede desobedecer o no la ley”.

El portavoz también ha insistido en que el Govern está “en manos de los radicales de la CUP” y ha hecho un llamamiento “a la cordura” y “pensar” sobre los siguientes pasos a dar. Finalmente, ha dejado claro que “los ciudadanos deben saber” que el Gobierno “está dispuesto a dialogar dentro de la ley sin fechas de caducidad” y “preocuparse de los problemas que realmente importan a los españoles y, por lo tanto, a los catalanes”.

Loading...