Inicio Destacadas El Gobierno confirma que explora suprimir competencias fiscales de las comunidades

El Gobierno confirma que explora suprimir competencias fiscales de las comunidades

Hacienda se suma a la «opinión personal» del ministro Escrivá y dice que estudia recentralizar la política fiscal para evitar las bajadas de impuestos de las comunidades del PP.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado este miércoles que el Gobierno «explora» una mayor aportación de las «grandes fortunas» y ha abogado además por «armonizar» algunos impuestos autonómicos con el objetivo de evitar la «competencia fiscal a la baja».

De esta forma, se confirma que el Gobierno tiene un plan para suprimir el margen de atonomía fiscal del que disponen las comunidades autónomas, lo que ha permitido al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anunciar que suprime el impuesto de Patrimonio en esa autonomía, siguiendo los pasos de la Comunidad de Madrid.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Montero ha llamado a evitar el denominado «dumping fiscal», tras anunciar Andalucía la supresión del impuesto de patrimonio, y ha pedido hacerlo armonizando más impuestos gestionados por las comunidades en el marco del nuevo modelo de financiación autonómica.

Hacienda podría estudiar en el marco del debate de la financiación autonómica que se estableciera una horquilla en la bonificación de este impuesto que ahora puede llegar al 100 %. El objetivo es que no haya una «práctica eliminación de figuras fiscales» porque territorios con mayor capacidad recaudatoria «arrastren» a otros con menos, pero rechaza la recentralización de los gravámenes.

Ha advertido Montero que es «peligroso que dirigentes autonómicos hablen de paraísos» -así lo hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso– cuando es algo que se está combatiendo en el ámbito internacional y en Europa.

La ministra no adelanta sin embargo horquillas mínimas porque actualmente el debate de la financiación autonómica, que continúa sin acuerdo, se centra en los criterios de reparto más básicos como la población o la dispersión.

Además, Montero ha recalcado que en «momentos de dificultad» el Gobierno «trabaja» en pedir «un esfuerzo» a quienes consideran «que están en mejor condiciones de hacerlo», y tras citar los impuestos a la banca o a las energéticas, ha señalado que «siguen explorando esa capacidad de aportación a la gran riqueza de nuestro país, a la gran fortuna».

Preguntada sobre esta propuesta que partió de Podemos, ha señalado que «no se trata de que lo pidan unos o que lo pidan otros, se trata de que estamos de acuerdo todos los miembros del Gobierno en que tenemos en este momento que pedir un mayor esfuerzo a las grandes fortunas, a la banca, a las energéticas«.

Según la ministra de Hacienda se han hecho evidentes dos modelos: el del PP que a su juicio «defiende a las eléctricas, a las petroleras, a la banca y a las grandes fortunas» y el del PSOE, que «pide un esfuerzo a aquellos que más tienen para que seamos capaces de acompañar a las clases medias y trabajadoras».

La eliminación del impuesto de patrimonio en Andalucía solo beneficia al 0,2 % de los contribuyentes mientras sacrifica 120 millones en recaudación para sanidad, educación o dependencia, ha recalcado Montero.

Acerca de la eliminación del impuesto de patrimonio por parte de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 ha apuntado que en un «momento económico concreto se pueden plantear determinadas políticas fiscales» y se ha preguntado «en los momentos en los que vivimos quién puede estar en contra de que los mayores patrimonios, de que las mayores rentas, de que los que tienen beneficios extraordinarios aporten más en beneficio de las clases medias de nuestro país».

Según Montero, no se trata de ayudar solo a los más vulnerables, sino también a la clase media, que soporta la mayor carga fiscal y sostiene el estado del bienestar, y ha apuntado que el acompañamiento con becas, transporte gratuito o la bonificación del carburante hace trabajar en la dirección de que «contribuyan más quienes más capacidad económica tienen».

Moreno se revuelve: «Cualquier maniobra tendrá respuesta judicial»

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha advertido este miércoles al Gobierno central ante «la tentación de injerir en la autonomía fiscal» de la comunidad y ha asegurado que si hace «cualquier maniobra» para restar capacidades o que se suban impuestos tendrá «una contundente respuesta judicial».

Moreno ha afirmado que se «rebela» ante la posibilidad de que se recentralicen impuestos cedidos, ya que «es para subirlos», y ha criticado que los socialistas «a veces son federalistas, otras veces son centralistas, no hay quién los entienda».

Ha dicho en Cope que le ha sorprendido el «ataque iracundo» por parte del Gobierno por la eliminación del impuesto de Patrimonio, algo que cree que demuestra «la propia incoherencia y falta de discurso propio» en materia fiscal, con la portavoz del Ejecutivo «desautorizando» al ministro de Seguridad Social.

Publicidad