Un Gobierno blando evita reñir a la Generalitat sobre la polémica del aviso del atentado, pero sugiere a Puigdemont aclarar por qué lo negó

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, EFE/Fernando Alvarado
El Gobierno ha rehusado este viernes hacer comentario alguno sobre aspectos operativos de la lucha antiterroristas, como los avisos que los servicios de inteligencia de Estados Unidos enviaron a España sobre posibles atentados en las Ramblas, pero sí ha sugerido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aclarar por qué negó haber recibido esas alertas. El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, se ha mostrado enormemente prudente a la hora de criticar las continuos desmentidos, ocultamientos y falsedades que el Govern transmitió a los medios de comunicación sobre el atentado terrorista de Barcelona. Algunos analistas políticos han tachado al Gobierno español de demasiado “blando” ante hechos muy graves que afectan a la seguridad nacional.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha subrayado que el Ejecutivo no va a hacer “ninguna declaración” sobre cuestiones operativas porque, según ha recordado, es a la justicia a la que corresponde investigar lo sucedido y que el Pacto Antiyihadista es el foro en el que dilucidar los asuntos políticos.

Ahora bien, el también titular de Educación sí apuntado que el presidente catalán, Carles Puigdemont, debe explicar “por qué negó esa comunicación”, tanto él mismo como su conseller de Interior, Joaquim Forn.

Méndez de Vigo ha recalcado que desde los atentados en Barcelona y Cambrils, el Gobierno, con el presidente Mariano Rajoy a la cabeza, se ha mostrado “cauto y prudente” y no ha hecho ningún comentario sobre las cuestiones operativas y que en esa línea continuará.

Frente a las acusaciones de la Generalitat de que el Estado no dio credibilidad al aviso de Estados Unidos, el ministro ha querido dejar claro que “los únicos responsables” de los atentados del pasado 17 de agosto son los terroristas, “nadie más”, y ha insistido en que “no es aconsejable” mantener debates públicos sobre la operativa policial.
“Al Gobierno le compete decir que lo importante es mantener la unidad frente al terrorismo”, ha sentenciado.

Loading...