Inicio Destacadas El Gobierno «reeducará» a los funcionarios obligándoles a asistir a clases de...

El Gobierno «reeducará» a los funcionarios obligándoles a asistir a clases de lenguaje no sexista, feminismo y diversidad LGTBI

Enseñar a los funcionarios a utilizar un lenguaje inclusivo, formarles en feminismo o el aprendizaje en “diversidad afectivo sexual y LGTBi” son condiciones básicas para el funcionario del futuro en España.

El Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), organismo encargado de la formación y el perfeccionamiento del personal empleado público ha publicado su “Plan de formación en igualdad y no discriminación 2020-2022″ con el objetivo de “capacitar al personal público” para estar a la altura de una sociedad plural, diversa, inclusiva, abierta, interdependiente y participativa.

“Avanzar hacia una Administración pública más igualitaria coadyuvará a alcanzar una sociedad en la que no prevalezca discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social (artículo 14 de la Constitución Española) y ello exige, necesariamente, la capacitación del personal empleado público en esta materia” se subraya en la introducción del documento en cuya elaboración han participado el Ministerio de Igualdad de Irene Montero y el de Derechos sociales y Agenda 2030 del vicepresidente Pablo Iglesias.

El programa formativo se divide en dos grandes bloques sobre discapacidad y discriminación por sexo o raza e igualdad entre hombres y mujeres y finalizará en 2022.

Conceptos y legislación LGTBi+

En el primer bloque se incluyen nociones básicas sobre discriminación racial así como una amplia formación en realidad afectivo-sexual y personas LGTBI+. Al finalizar el programa los empleados públicos sabrán detectar situaciones de vulneración del derecho a la igualdad, delitos de odio y discriminación por razón de orientación sexual o identidad de género y deberán haber superado los estereotipos que afectan negativamente a las personas LGTBI+. El objetivo final de esta formación deberá ser “la integración de la dimensión LGTBI+ en las políticas públicas”.

Asimismo, los empleados deberán conocer conceptos y definiciones de este colectivo, estudiar la legislación que los ampara y utilizar un lenguaje inclusivo y no discriminatorio.

Historia del feminismo y lenguaje no sexista

En el segundo gran bloque, la formación irá destinada a la igualdad entre hombres y mujeres. Aquí los empleados públicos deberán estudiar “Historia del feminismo en el mundo y en España”, cómo aplicar la perspectiva de género en la Administración pública o el adecuado uso del lenguaje no sexista o discrimatorio.

En el documento se advierte que una vez finalizado el plan habrá “rendición de cuentas”: se deberá informar periódicamente de la gestión desarrollada y se evaluarán los objetivos logrados.

En el proyecto han participado también el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, la Dirección General para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico – Racial y la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBi, todos ellos departamentos del polémico gabinete “ultrafeminista” de Irene Montero. Sonadas fueron la petición de la retirada del “Black Friday” por racista, por parte de Rita Bosaho o la afirmación de Beatriz Gimeno, directora del Instituto de la Mujer instando a la instar a “la penetración anal de lo hombres para lograr la igualdad”.

Este mismo grupo de trabajo multidisciplinar se mantendrá activo también durante las fases de ejecución, seguimiento y evaluación del plan.

Desde el Gobierno, ya han propuesto diversas iniciativas para lo que llaman “feminizar” la política entre ellas la salida de la crisis post-covid con perspectiva de genero propuesta por la ministra de Igualdad o su plan para la universidad que becará aquellos estudios y posgrados que contribuyan a difundir las tesis feministas.