El Govern deja de remitir a Montoro el informe semanal de gastos por el 1-O

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economia, Oriol Junqueras, ha remitido este jueves una carta al ministro de Hacienda Cristóbal Montoro en el que le anuncia que no volverán a remitir el informe semanal de gastos que reclamó el ejecutivo central y que condicionó al pago del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Así, el Govern dejará de obedecer esa orden aprobada en Consejo de Ministros y que requería que hoy mismo, como muy tarde, se enviara el informe correspondiente a esta semana. Por su parte, desde el Gobierno ya adelantan que en el Consejo de Ministros de este viernes se aprobarán medidas adicionales en consecuencia.

El requerimiento del Gobierno tenía como objetivo vigilar que ninguno de los gastos del Ejecutivo catalán iba destinado al pago de cualquier acto o circunstancia relacionada con el referéndum del 1-O. Pero el vicepresidente ha decidido cortar por lo sano asegurando que se trataba de “un control político que nada tenía que ver con el objetivo de estabilidad presupuestaria”.

Junqueras ha decidido cortar por lo sano asegurando que se trataba de “un control político que nada tenía que ver con el objetivo de estabilidad presupuestaria”

Junqueras argumenta que el régimen jurídico aprobado la semana pasada por el Parlament para regular y garantizar la celebración del referéndum es incompatible con las medidas establecidas en el acuerdo de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos (CDGAE) de 21 de julio, por el cual se adoptaron “medidas adicionales para garantizar en Catalunya la prestación de los servicios públicos en defensa del interés general y en cumplimiento de la Constitución y las leyes”, que requería los informes semanales sobre los gastos del Ejecutivo catalán.

De hecho, Junqueras viene a justificar la decisión en el hecho de que Catalunya ya no necesita las aportaciones del FLA que el Ejecutivo central condicionaba a este control. El vicepresidente asegura en su misiva que la Generalitat dispone de liquidez suficiente para hacer frente las obligaciones de pago de los proveedores para los próximos meses.

El vicepresidente asegura en su misiva que la Generalitat dispone de liquidez suficiente para hacer frente las obligaciones de pago de los proveedores para los próximos meses.

Junqueras también señala su compromiso con la estabilidad presupuestaria, pero al tiempo declara su apuesta “por el diálogo y el ejercicio de la democracia como forma de resolver el debate sobre las relaciones políticas entre España y Catalunya”. A pesar de que “hasta ahora no ha sido posible llegar a un acuerdo con el Gobierno del Estado sobre la celebración de un referéndum” y “a pesar de las reiteradas propuestas y peticiones formuladas por el Govern”, el vicepresidente asegura que la propuesta de diálogo “sigue en pie”.

Desde el Gobierno ya conocían de la decisión del Govern desde este miércoles por la noche, antes de recibir esta mañana la carta de Junqueras, y admiten que sin ese informe no tienen manera que controlar si los gastos de la Generalitat pueden ir destinados a la organización del plebiscito del 1-O, pero advierten de que habrá nuevas medidas destinadas a ese control.

Sin detallar estas medias, en el ministerio adelantan que han sido impulsadas por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y que se aprobarán en el Consejo de Ministros de este viernes. En todo caso, aseguran que la decisión del Govern no afectará a los servicios públicos ni a los proveedores de la Administración catalana, aunque sí a los presupuestos de la Generalitat, a través de la financiación autonómica.

Loading...