El “marqués de Galapagar” amenaza al doctor Sánchez: si los restos de Franco van a la Almudena, no habrá Presupuestos

8

 

Iglesias y Echenique en el Consejo de Podemos de hoy

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha recordado hoy al presidente del Gobierno las cuestiones que su formación le exige para apoyar el proyecto de Presupuestos que Sánchez debe remitir a Europa antes del 15 de octubre. Iglesias ha pedido «un poco más de valentía» al líder del Ejecutivo en materia social y económica y también ha lanzado una advertencia al socialista: si los restos de Franco salen del Valle de los Caídos para ir a la catedral de la Almudena, no habrá acuerdo, informa ABC.

«Los restos del dictador no pueden descansar en la Almudena», ha advertido Iglesias al enumerar la lista de prioridades a las que su formación no quiere renunciar en la negociación por los Presupuestos. El propio Iglesias ha considerado que el Ejecutivo «no puede consentir que una entidad religiosa convierta uno de sus centros de culto en un lugar de culto del fascismo».

Minutos más tarde, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha matizado las palabras de su líder al señalar que no cree sea un punto de ruptura entre los dos bloques. Echenique espera que el Gobierno piense igual que ellos y no permita el traslado de los restos de Franco a la Almudena, pese a que así lo ha solicitado la familia de Franco y, a la vez, los obispos no se han opuesto a esa decisión.

La advertencia de Iglesias a Sánchez ha llegado en el discurso de apertura del Consejo Ciudadano Estatal (CEE) que Podemos celebra esta tarde en Madrid y al que han asistido los principales líderes territoriales de la formación. Se trata del principal órgano de dirección entre asambleas del partido, que ahora se encuentra inmerso en la negociación de los Presupuestos con el Gobierno.

Batería de reclamaciones

En este sentido, Iglesias ha sacado pecho ante los «generales» de su partido de las medidas que ya le han conseguido «rascar» a Sánchez, en esa intención de «cogobernar desde el Parlamento». El líder de Podemos se ha referido así a los acuerdos cosechados en materias como «la vuelta de la Sanidad universal, el fin de los recortes educativos, la supresión voto rogado, o la creación de un museo para la memoria estatal», entre otros.

«Podemos sentirnos orgullosos de nuestro empuje», se ha felicitado Iglesias, quien acto seguido ha insistido en una batería de reclamaciones económicas y sociales que el Gobierno debe acometer en la etapa final de estas negociaciones si quiere su apoyo para los Presupuestos.

«Quiero pedir al Gobierno un poco más de valentía a en temas como la reforma laboral, la publicación de la lista de amnistiados fiscales, el respeto de los Derechos Humanos en Ceuta y Melilla, la derogación de la “Ley Mordaza”, un impuesto a la banca, poner freno a abusos eléctricas, convertir el blindaje de las pensiones con el IPC en ley», ha enumerado Iglesias quien también persigue otras medidas como «acabar con los privilegios fiscales de las grandes fortunas, subir los impuestos a grandes compañías para bajárselos a pequeñas y medianas o acabar con los privilegios fiscales de la Iglesia».

La lista se antoja larga y el tiempo escaso, pese a ello, en Podemos no renuncian a volver a arrastrar a Sánchez hacia sus reivindicaciones: «Tenemos influencia y nos toca asumir nuestro peso político sin precedentes», ha repetido en varias ocasiones Iglesias, una frase interpretable como un claro mensaje con destino Moncloa.