Inicio Destacadas El nº 2 de Junqueras viajó a Flandes para diseñar las fronteras...

El nº 2 de Junqueras viajó a Flandes para diseñar las fronteras y aduanas de la Cataluña independiente

El número 2 de Oriol Junqueras en la Conselleria de Economía, Josep Lluís Salvadó, encabezó en noviembre de 2016 una delegación de la Generalitat que viajó a Flandes (Bélgica) para conocer cómo poner en marcha los servicios de control aduanero de fronteras y la Agencia Tributaria de una Cataluña independiente.

Y han sido precisamente los partidos de extrema derecha de Flandes,  el Vlaams Belang (que mantiene estrechos vínculos con los neonazis griegos de Amanecer Dorado) y el N-VA, quienes han arropado a Carles Puigdemont en Bélgica tras su huida de la Justicia española.

Antes del golpe de Estado separatista, Josep Lluís Salvadó viajó a esta región belga entre el 20 y el 22 de noviembre de 2016, junto a otros cinco miembros de la Generalitat: el director de la Agencia Tributaria de Cataluña, Eduard Vilà Marhuenda; el asesor de la Conselleria de Hacienda Xavier Martínez Gil; el director del programa para la organización del sistema tributario Jordi Boixareu Cortina, así como Jordi Bernat y Ricard Beltran, miembros del área de Estudios de la Agencia Tributaria de la Generalitat.

Según la documentación interna intervenida por la Guardia Civil en la sede de la Conselleria de Economía, este viaje incluyó sendas reuniones con los responsables del servicio de Hacienda del Gobierno regional de Flandes (cuyo actual presidente es Geert Bourgeois, miembro del partido independentista flamenco N-VA que actúa como anfitrión del fugitivo Carles Puigdemont en Bélgica).

Informe dirigido por la Guardia Civil al juez Juan Antonio Ramírez Sunyer.

La delegación de la Generalitat también mantuvo un encuentro con miembros del Gobierno federal belga (que no aparecen identificados) para tratar sobre los servicios de “catastro y aduanas“, según el dossier informe interno del Ejecutivo catalán.

En el informe que ha dirigido al titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, la Guardia Civil señala que “esta reunión sobre una competencia estatal probablemente tuvo como objetivo asesorarse sobre la formación de dos herramientas fundamentales (las aduanas y el catastro) en un Estado independiente, herramientas que los responsables de la Generalitat necesitarían tener preparadas para, llegado el caso, la independencia de Catalaña se hiciese efectiva“.

Al respecto, la Guardia Civil recuerda que también intervino al mismo Josep Lluís Salvadó varios documentos manuscritos en los que hacía alusión a las gestiones que la Conselleria de Economía estaba realizado para diseñar el servicio de control de aduanas para una Cataluña independiente.

Una nota de Salvadó fechada el 17 de enero de 2017 lleva por título precisamente “Seguimiento de aduanas” y hace alusión a la Seu d’Urgell y los puertos de Barcelona y Tarragona. Es decir, tres puntos en los que la Generalitat consideraba preciso establecer controles aduaneros de sus futuras fronteras, señala la Guardia Civil.

1-O
Informe dirigido por la Guardia Civil al juez Juan Antonio Ramírez Sunyer.

Esta anotación alude a un encuentro con los responsables del puerto de Barcelona e indica dos de los problemas que sería necesario resolver: “falta de recursos servicios de inspección fronteriza” y “falta coordinación”. En cuanto al puerto de Tarragona, cita a Jordi Solé Draus como interlocutor.

La misma anotación de Josep Lluís Salvado alude a los sistemas de control de fronteras en Gibraltar, Eslovenia, Estonia, la empresa de Singapur CrimsonLogic (que desde hace varios años gestiona el servicio aduanero de Panamá) y ASYCUDA, un sistema integrado de gestión de aduanas que actualmente está implantado en más de 80 países.

Para la Guardia Civil, hay pocas dudas que todas estas gestiones coordinadas por el número 2 de Oriol Junqueras, Josep Lluís Salvadó, estaban encaminadas a poner en marcha el control de fronteras de la Cataluña independiente, tras el golpe de Estado de Puigdemont.

“Nos encontramos por tanto”, señala la Guardia Civil en su informe dirigido al juez, “ante una nueva evidencia de cuál era el objetivo de los viajes que altos cargos de la Generalitat realizaron tanto a Bélgica como a Eslovenia”.

Torra intenta engañar al juez

El actual secretario general de la Conselleria de Economía del Govern de Torra, Albert Castellanos Maduell, ha intentado engañar al juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, que instruye la causa a raíz de las querellas presentadas por el abogado Miguel Durán y por VOX.

A preguntas del juez, Castellanos ha asegurado que el único objetivo del citado viaje a Bélgica fue explorar las posibilidades de abrir mercados para que la Generalitat pudiera financiarse con una emisión de deuda pública. Los documentos intervenidos por la Guardia Civil desmienten por completo esta versión y dejan en evidencia que el actual Govern de Torra sigue engañando al juez, porque el golpe de Estado independentista sigue adelante.