El Padre Calvo, a los separatistas catalanes tras los atentados: “¿No tenéis miedo? Lo que no tenéis es dignidad ni vergüenza”

Los acontecimientos vividos en Cataluña en las dos últimas semanas no han tardado en encontrar respuesta por parte de una de las voces más respetadas y autorizadas para muchos católicos españoles. Se trata de la del Padre Jesús Calvo, párroco de Villamuñio (León) y colaborador de AD, quien en la siguiente entrevista ofrece su punto de vista sobre la masacre islamista y la respuesta política a la misma por parte de los dirigentes catalanes

-¿Cómo interpreta la respuesta de los catalanes a los atentados islamistas en Barcelona y Cambrils bajo el lema “No tenim por” (“No tenemos miedo”)?

El lema escogido en Cataluña para encabezar esa gran concentración del día 26 de agosto contra el terrorismo musulmán, a simple vista, ya parece de lo más inútil por huero, insulso y autoconsolador. No es un método que combata de frente la barbarie de los enemigos de la Cristiandad; nada propone relativo a la efectividad contra el riego yihadista; quiere creer en la llamada a la responsabilidad de quienes planean semejantes atrocidades criminales, sin darse cuenta de que el fanatismo y el odio contra Occidente y el progreso, generado por siglos de sociedad católica, carece de razonamientos morales o simplemente civilizados en ellos. Ocurre con esto lo que ocurrió con las oleadas de manifestaciones contra el terrorismo de ETA.

Las repulsas cívicas de más o menos concurrencia, es un idioma desconocido por quienes solo buscan sus fines de barbarie anacrónica anclada en siglos de incultura y cerrazón tribal. La miseria moral, engendra la miseria material y con ellas, el valor de la vida humana carece de importancia para quien nada tiene que perder, porque ninguna misión sagrada tiene que realizar en su vida.

-Pese al número de muertos y heridos, Europa se sigue aferrando al peluchismo como respuesta a la barbarie islamista. ¿Lo considera una reacción efectiva o el síntoma de la pulsión suicida de muchos europeos?

Lo considero una estupidez de tantas. El fanatismo consiste en sacrificar los fines a los medios, en vez de sacrificar determinados medios a favor de fines nobles. Por eso el fanático no sabe escuchar, porque tiene miedo a encontrarse con esta verdad que él intuye pero no quiere aceptar. Que no es problema de razón objetiva, sino de voluntad de someterse a ella y rectificar. Si se piensa que con velas y osos de peluche se logrará que los islamistas rectifiquen, entonces el problema lo tenemos más con nosotros mismos que con los que intentan asesinarnos.

-¿Cree que los catalanes tienen miedo, en contra de lo que pregonaban en la manifestación del día 26, aunque evitando mencionar a los terroristas?

El Padre Jesús Calvo recorre en bicicleta las calles de Villamuñio (León) para tomar nota de las necesidades de sus parroquianos

El Padre Jesús Calvo recorre en bicicleta las calles de Villamuñio (León) para tomar nota de las necesidades de sus parroquianos

Si no tuviesen miedo, no lo dirían por ausencia de importancia. Pero los que no tienen miedo a los sistemas democráticos son los terroristas, que cuentan con falsos derechos humanos, con leyes que les van a proporcionar impunidad frente  a la gravedad de sus crímenes, sin pena capital y por eso nos invaden por fronteras incontroladas y nos amenazan con ser invadidos y sometidos gracias a nuestras utópicas leyes liberales, de falso humanitarismo y falsas caridades sin justicia. Ante el lema de la manifestación habría que decirles a muchos separatistas: ¿No tenéis miedo? Lo que no tenéis es dignidad ni vergüenza.

-¿Cree que nuestra fuerza está en su debilidad, como sostienen algunos buenistas?

No. Nuestra debilidad está en la fuerza que les permite venir en rebaños humanos y en las omisiones cobardes de nuestras constituciones ateas. ¿Se imagina qué harían con nosotros si fuésemos los terroristas en países musulmanes? ¿Quién tiene miedo a quién? ¿Los que están sembrando de mezquitas toda Europa o los cristianos que se ven perseguidos en aquellos países y con prohibición de levantar allí nuestros templos? Somos los que tenemos demasiado que perder contra un terrorismo barato y sin alma y aún nos atrevemos a desafiar la barbarie con un lema mentiroso, inefectivo, politizado y fragmentando a los mismos catalanes que insultan a la Monarquía y aprovecharon el acto multitudinario para contramanifestarse a favor de la independencia.

El miedo realmente está en nosotros, en nuestro sistema blandengue de amenazas inoperantes, inseguridades de futuro. Cuando la política no pone a Dios y a sus leyes por encima de todo, tampoco ama a la patria y degenera el rigor de la justicia. Sin autoridad firme, es imposible creer en una sociedad libre; pero sí sufrida hasta la estupidez.

-¿Qué necesitaría España para hacer frente al potencial peligro de los islamistas?

Una Iglesia con un Caudillo.

¿Comparte usted las palabras del papa anteponiendo la llegada de inmigrantes ilegales a la seguridad de los europeos?

Una más de Francisco. El papa, además, miente, porque lo que pretende es privarnos del derecho a la propiedad privada y permitir que nos invadan.

-Dado que los dirigentes globalistas van a seguir estando a favor de los planes expansivos del islam, ¿cree razonable que los ciudadanos reivindiquen su derecho a la legítima defensa?

Absolutamente. La legítima defensa tiene derecho a la pena capital, pero ejercida por la autoridad legítima.

Ahora que está tan de moda hablar mal de Franco, ¿alguien en su sano juicio imagina a los yihadistas, en la España de Franco, conspirando contra nosotros y atacándonos? Con Franco, España sería más segura en todos los sentidos.

Loading...