El padre de dos terroristas abatidos: “Youssef llevaba un mes por Tarragona”

La familia de dos terroristas abatidos, Youssef y Said Aalla y del detenido dejado libre, Mohamed Aalla, ha roto su silencio. En una declaración ante los medios, el padre de los tres, Ibrahim Aalla, ha asegurado que Youssef hacía un mes que “estaba por Tarragona”. Un hecho coherente con que estuviera en Alcanar y que fuera uno de los puentes del imán para convencer al resto de los muchachos para cometer los atentados.

Ante las cámaras, después de una negociación con la familia, Ibrahim ha asegurado sentirse contento por la liberación de su hijo mayor, Mohamed, propietario del A3 con el que se perpetraron los atentados de Cambrils. “Él estaba en Roses con su mujer y su hija”, ha recordado después de insistir en que le había dejado el coche a su hermano para que pudiera ir a trabajar a Tarragona.

El padre de los tres chicos también ha explicado que sobre las siete de la mañana del viernes fue a los Mossos a denunciar que su hijo Said no estaba en casa, al ver por la televisión el coche volcado en Cambrils. “Mohamed es inocente, no ha hecho nada, nada”, ha remarcado.

Asimismo, ha reiterado que no notó nada extraño en el comportamiento de Said o Youssef en los últimos meses y que apenas tenían relación con el imán, de quien no sospechaban nada. “No sé ni el nombre del imán”, ha remachado.

A pesar de celebrar la libertad de uno de sus hijos, Ibrahim ha mostrado su tristeza por el hecho que ha perdido dos de sus hijos y por lo que hicieron.

Loading...