Inicio Destacadas El PP inicia esta semana la recogida de firmas contra el indulto

El PP inicia esta semana la recogida de firmas contra el indulto

El presidente del PP, Pablo Casado, tiene en los indultos a los presos del procés una nueva arma con la que busca arrinconar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y evidenciar su dependencia de los votos independentistas. Casado pretende que los indultos lastren a Sánchez antes incluso de que el jefe del Ejecutivo haya concedido la medida de gracia y se opondrá a la medida con una batería de acciones: recurso ante los tribunales, mociones en todos los ayuntamientos y recogida de firmas, que prevé iniciar esta semana.

Un despliegue que coincide con el que el PP de Mariano Rajoy hizo contra el Estatut de Cataluña en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero y que Casado ya había reeditado para oponerse a la reforma educativa.

La estrategia del PP para visibilizar lo que considera una «traición» por parte del Gobierno tendrá que ponerse en marcha a corto plazo dado que previsiblemente el Ejecutivo no esperará a las vacaciones de verano para resolver la medida de gracia. Será por tanto junio el mes en el que los populares lo darán todo para minar a Sánchez e incidir en la idea del ‘autoindulto’ según la cual, el Gobierno estaría concediendo los indultos para asegurarse los apoyos para resistir lo que queda de legislatura.

El PP busca respaldar su posición con el mayor apoyo popular, de ahí que recurra a la recogida de firmas. Según el portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, se trata de un mecanismo oportuno por la oportunidad que ofrece para cualquier ciudadano poder mostrar su «disconformidad» en un «asunto de este calado y esta trascendencia».

Los indultos son para el PP la «línea roja» que, si se traspasa, coloca al PSOE fuera de los partidos constitucionalistas. O, al menos, a lo que denominan como el «sanchismo», en oposición a los históricos del PSOE. «El pago que le piden por haber acabado en La Moncloa será su finiquito y el epitafio del PSOE constitucional», advirtió Casado a Sánchez desde la tribuna del Congreso, en un debate que el PP quiere reeditar en un pleno monográfico la próxima semana.

Y es que los de Casado quieren ahondar las grietas que la medida de gracia provoca en el PSOE y que se han dejado ver en cuanto Sánchez ha hablado de «convivencia» y «concordia» frente al «castigo» y la «venganza».

En Génova 13, la aún sede del Partido Popular, asumen que la debilidad de Sánchez aleja el adelanto electoral, pero insisten en señalar que los indultos pondrán punto y final a la legislatura, si no por los plazos, sí porque darán la puntilla a las promesas incumplidas por el presidente.

La batalla contra los indultos a los del procés tiene sin embargo una derivada que no beneficia a los populares: chocan con Vox por la contundencia de su respuesta, pues mientras los de Abascal llamaban a protestar en las calles, en Génova se hablaba de tribunales y mociones municipales.

Queda por dilucidar si el PP evitará la foto con Santiago Abascal, que en el PP reclamaron voces como Cayetana Álvarez de Toledo, que pedía reivindicarse sin complejos. Así, el 13 de junio y con Rosa Díez como maestra de ceremonias -con la plataforma Unión 78- , se producirá una suerte de reedición de la llamada ‘foto de Colón’, de febrero de 2019. No se sabe todavía quiénes acudirán, en qué terminos y cómo se llevará a cabo el acto.

Misma ubicación, idéntico conflicto de fondo -Cataluña- y un actor menos -Cs no ha confirmado si acudirá- la manifestación coge al ámbito conservador en recomposición, con los naranjas en proceso de absorción -por la vía de los hechos- y Vox viendo cómo toca techo en las encuestas frente a un PP impulsado por su victoria en Madrid. Sin embargo, al PP le han rebotado algunas críticas. Sus adversarios recuerdan que quien estaba en La Moncloa cuando se celebró el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 era Mariano Rajoy. Lo señaló Pedro Sánchez, pero también Inés Arrimadas (Cs), hablando de abandono.

Vox no tenía representación entonces, pero su contundencia frente al procés le permitió cuatro años más tarde adelantar en Cataluña tanto a Cs, como al PP. Los de Abascal nacieron en parte del descontento con la política del PP respecto al independentismo catalán y estuvieron personados en la causa. El propio Casado ha sido crítico con la respuesta que entonces dio Rajoy y ahora opta por la dureza contra el Gobierno.

Si Sánchez concede indultos «se sitúa como un presidente del Gobierno indigno de estar al frente de este país», advirtió el PP en boca de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra.