El secretario de Hisenda del Govern reconoció que la independencia era “inviable”

Josep Lluís Salvadó, secretario de Hisenda de la Generalitat, reconoció a otro alto autonómico a finales del pasado agosto que la independencia de Catalunya era “del todo inviable” para el mes de octubre, como estaba previsto, dado que “aún se carecía de muchas cosas necesarias, como control de aduana o banca propia”, entre otros aspectos. Así figura en las diligencias incoadas en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre los preparativos del referéndum unilateral del 1 de octubre.

La Guardia Civil detalla en un informe una conversación telefónica mantenida el pasado 30 de agosto por Salvadó con Raul Murcia, asesor especial en materia de difusión institucional de la Generalitat. El número dos del vicepresidente, Oriol Junqueras, le comenta que está pendiente de entrevistarse con una tal Elsa, enviada por el ‘president’, Carles Puigdemont, para que le explicara cómo estaba la situación económica en vista a poder proclamar la independencia en octubre, tras la celebración del referéndum.

Salvadó, que, según sus palabras, se encontraba en esos momentos con el vicepresidente, le comenta a Murcia que era del “todo inviable” la independencia, pero que temía decirle “la verdad” a la tal Elsa, porque entonces los del PDECat podrían acusar a Junqueras de haber impedido la secesión. En este sentido, los agentes detallan que Salvadó comunicó a su interlocutor su intención de “torear” a la enviada de Puigdemont.

Loading...