España se prepara para un golpe de Estado

Varios ministros del Gobierno han afirmado hoy que España se prepara para un golpe de Estado provocado por la decisión unilateral del presidente de la Generalitat Puigdemont de declarar la independencia “sí o sí”.”

Tras la negativa del presidente catalán, Carles Puigdemont, a debatir su propuesta de referéndum en el Congreso y su petición para mantener una reunión bilateral con el Ejecutivo central, éste le ha respondido que “el Estado utilizará todos los medios de que dispone para impedir” el golpe de Estado.

Así se ha manifestado la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en una entrevista en Onda Cero en la que ha tildado la actitud del jefe del Govern como muy grave y que será considerada como un intento degolpe de Estado”. 

Méndez de Vigo: “Esto es un verdadero golpe de Estado”

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado igualmente que la norma que facilitaría una declaración unilateral de independencia no solo “es inconstitucional sino un verdadero golpe de estado porque a través de una ley exprés que no conoce nadie salvo los secesionistas se pretende vulnerar no solo el propio Estatut sino la constitución española”.

El Gobierno no alberga dudas de qué supone el procedimiento secreto en el que trabajan Puigdemont y sus socios. “No nos parece correcto que el president quiera negociar fechas y modalidades únicamente. Y la alternativa que ha presentado no es solamente inconstitucional sino un verdadero golpe de Estado, porque a través de una ley exprés que pretenden pasar en 24 horas, que no conoce nadie salvo los secesionistas, pretende no solamente vulnerar su estatuto sino la constitución española”, ha afirmado el portavoz del Ejecutivo.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha manifestado que España está preparada para el golpe de Estado que provocaría la declaración unilateral de independencia. En la foto: María Dolores de Cospedal en Senegal, durante la visita al destacamento “Marfil” EFE/ Sergio Barrenechea

Méndez de Vigo, ex eurodiputado, ha insistido en que “nadie en las instituciones puede estar de acuerdo con ese proyecto y eso es algo que pedimos a Puigdemont que se lo explique a los catalanes. Siguiendo por esa senda va tener el rechazo de todos los españoles y todos los europeos. Es un camino que no lleva a ningún sitio. Le pedimos que acepte la invitación a debatir en el Congreso y a escuchar la opinión de todos”, ha concluido.

El golpe de Estado institucional

En el mismo sentido se ha pronunciado Mariano Gomà, presidente de Societat Civil Catalana (SCC), quien ha denunciado “el golpe de Estado institucional” que supone el borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica para la independencia de Cataluña. El representante de la asociación antiindependentista, que en marzo reunió a miles de manifestantes contrarios al secesionismo en Barcelona, ha dictado la conferencia Contra el referéndum tóxico en la sede madrileña de la Asociación de Periodistas Europeos. Acompañado por el historiador Joaquim Coll; por el coordinador del Observatorio electoral de Cataluña, Felipe Moreno; y por la concejal de Ciudadanos Begoña Villacís; Gomá ha pedido “alertar a la sociedad y al país” de las consecuencias del borrador del texto legal, que supondría “una amnistía a la corrupción” y “politizar el sistema judicial”.

Choque de trenes a cámara lenta

También en Europa se habla de una especie de golpe de Estado en cámara lenta. El periodista Wolfgang Münchau ha advertido en el Financial Times que:

El choque de trenes a cámara lenta continua en Cataluña (…)Francesc Homs (…) fue declarado culpable de desobedecer al Tribunal Constitucional y senteciado a 13 meses de inhabilitación (…) Homs tendrá que abandonar su escaño en el Congreso. Falta por ver cómo sucederá, pero se espera que su salida quedará muy bien en la televisión […]”.

“La estrategia del Gobierno español es dejar que el TC inhabilite a los políticos catalanes que desobedezcan la ley, mientras los separatistas catalanes están encantados de ser inhabilitados pues piensan que eso demuestra la naturaleza antidemocrática del Estado español. Se espera que la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, será la siguiente. No tenemos ninguna duda de que el gobierno catalán irá aún más lejos, intentando organizar el referéndum en septiembre tal como han prometido”

“Es poco probable que el Gobierno español cambie su postura de que un referéndum constitucional sólo puede ser celebrarse en el conjunto de España. Entraríamos entonces en territorio de referéndum unilateral. El Gobierno español parece dispuesto a utilizar al TC para primero emitir mandamientos judiciales contra acciones unilaterales del gobierno catalán , y después inhabilitar a los diputados que ignoren esos mandamientos judiciales.

(…) es posible que la mayoría separatista en el parlamento catalán sea diezmada por las decisiones judiciales. Para prepararse ante esas eventualidades, la AMI el pasado octubre promovió la creación de una asamblea catalana de diputados electos, que reuniría voluntariamente a los cerca de 9.000 cargos electos catalanes. El propósito imprecisamente explicado de esa asamblea es estar preparado para la eventualidad de que el referéndum sea obstaculizado. La asamblea, que reunió a 2.200 miembros en su primer mes, consta ahora de más de 2.500, cinco meses tras su creación.

Loading...