Inicio Destacadas España no remonta el vuelo, tras caer el PIB un 0,5% en...

España no remonta el vuelo, tras caer el PIB un 0,5% en el primer trimestre de 2021

Nadia Calviño.

Los peores presagios que sobrevolaban sobre la economía se han confirmado hoy. La actividad no remonta el vuelo y el PIB volvió a caer 0,5% en el primer trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior en términos, en el que el PIB se mantuvo inalterable. Con este descenso, el PIB interanual se desploma hasta el 4,3%, frente al 8,9% del trimestre precedente e idéntico retroceso al experimentado por la economía en el primer trimestre del año pasado, según los datos de contabilidad nacional facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Precisamente este peor comportamiento de la economía al previsto por el Gobierno es lo que llevó el pasado 9 de abril a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a revisar a la baja sus previsiones macroeconómicas.

Y es que la tercera ola del tsunami llamado coronavirus se ha llevado por delante las previsiones macroeconómicas excesivamente optimistas diseñadas por Calviño en otoño pasado que, por entonces, apuntalaban un proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 poco creíble y que hoy ha quedado en aguas de borrajas. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, revisará hoy mismo las líneas maestras de las cuentas públicas de este año, con el fin de acompasarlas al frenazo en seco dado en el ritmo de recuperación económica. La realidad se ha impuesto y, tras comprobar la contracción sufrida por el PIB en el primer trimestre de este año y el retraso en la llegada de los anhelados fondos europeos (27.000 millones en 2021), Calviño revisó el pasado 9 de abril a la baja en, nada más y nada menos, 3,3 puntos porcentuales su previsión de crecimiento, que situó en el 6,5% en 2021, con el impacto de los fondos, frente al 9,8% de alza del PIB pronosticada tan sólo hace menos de seis meses, contabilizando también la ayuda europea. El margen de error cometido en tan escaso período de tiempo por la vicepresidenta ha sido superior a un 33%.

Pero el dato avanzado hoy por el INE de un descenso de 0,5% del PIB en el primer trimestre de 2021 puede ser mayor aún cuando se revise. En ese sentido, el Instituto de Estadística recuerda que este avance de resultados del primer trimestre de 2021, en el que se confirma que la economía no logra salir del túnel, está elaborado con la información actualmente disponible sobre la evolución económica del mismo. La mayoría de los indicadores estadísticos coyunturales ofrecen a día de hoy resultados hasta el segundo mes del trimestre, es decir hasta febrero, aunque el INE ha podido incluir algunos datos de marzo. De ahí que advierte de que esta caída del PIB pueda ser mayor a la avanzada hoy, una vez concluya la recopilación de datos y los revise.

Mientras, los datos del PIB de hoy reflejan el hundimiento de la demanda nacional en 0,9% en el primer trimestre de este año, después de que pareciera en trimestre anteriores que comenzaba a recuperarse con alzas en el tercer y cuarto trimestre de 2020 de 15,9% y 0,4%, respectivamente. Además, la caída del PIB en cinco décimas se explica también por el retroceso tanto de las exportaciones como de las importaciones de bienes y servicios en el 0,1% y en el 1,3%, respectivamente.

Mientras, el descenso del 4,3% del PIB en tasa interanual se explica por una contribución negativa de la demanda nacional de 2,6 puntos, 3,6 puntos superior a la del cuarto trimestre. Por su parte, la demanda externa presenta una aportación negativa de 1,6 puntos, 1,1 puntos más que en el trimestre anterior, como consecuencia de un retroceso tanto en las exportaciones como en las importaciones de bienes y servicios del 9,5% y del 5,2%, respectivamente. Estas tasas, aunque negativas, demuestra un mejor comportamiento de la demanda externa respecto a los trimestres anteriores. El gasto en consumo final disminuye un 1,9% respecto al mismo trimestre de 2020. El gasto en consumo final de los hogares experimenta un retroceso interanual del 4,0%, 5,4 puntos más que en el trimestre pasado. Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas crece el 3,8%, siete décimas inferior a la del trimestre precedente, como consecuencia de las medidas de apoyo a la economía adoptadas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis.

Inversión a la baja

La inversión continúa descendiendo, con una caída del 5,9%, Por componentes, la inversión en viviendas y otros edificios y construcciones profundiza en su tendencia a la baja, con una disminución del 12,5%, un punto más que en el trimestre anterior. Estos datos confirman que la construcción es uno de los sectores más azotados por la crisis económica. Mientras que la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento se incrementa 9,8 puntos al presentar una variación del 5,6%, frente a la caída del 4,2% del trimestre anterior. Por otro lado, la inversión en productos de la propiedad intelectual crece 1,8 puntos respecto a la tasa del trimestre pasado.

El PIB a precios corrientes presenta una tasa interanual de caída del 3,3%. Este descenso es 4,9 puntos inferior al registrado en el cuarto trimestre. Con ello, el deflactor implícito de la economía presenta una variación interanual del 1,0%, dos décimas superior a la del trimestre anterior. La remuneración de los asalariados presenta un descenso interanual del 3,0% en el primer trimestre, 1,5 puntos superior al del trimestre anterior. Este resultado es consecuencia de una evolución interanual del −3,1% del número de asalariados, tasa 2,2 puntos superior a la del trimestre precedente, y de que la remuneración media por asalariado varía un 0,1%, frente al 0,8% del cuarto trimestre. Además, la cuantía devengada en impuestos sobre la producción y las importaciones netos de subvenciones registra un decrecimiento del 10,6%, frente a la disminución del 9,9% del trimestre anterior.

Menos puestos

El número de horas efectivamente trabajadas disminuye un 2,0% respecto al cuarto trimestre, 3,0 puntos menos que en el trimestre anterior. En términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas aumenta 2,5 puntos, al registrar una caída del 3,6%. La tasa de variación interanual de las horas trabajadas en las ramas industriales se sitúa en el −6,5%, lo que supone cuatro décimas más que en el trimestre precedente. En el caso de la construcción, la variación interanual es del 0,8%, con un incremento de 5,4 puntos respecto al trimestre anterior. Las horas trabajadas en el sector Servicios aumentan 2,4 puntos su variación interanual respecto al trimestre anterior, al descender 3,9%.Las ramas primarias, por su parte, experimentan una variación del 1,3%, con un incremento de 2,7 puntos respecto al trimestre anterior.

Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, caen el 1,9%, frente al descenso del 5,2% del trimestre anterior. Este retroceso supone un decremento de 343.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año. La tasa de variación interanual del empleo de las ramas industriales se sitúa en el −5,5%, lo que supone una décima más que en el trimestre precedente. En el caso de la construcción, la variación interanual del empleo es del 1,1%, con un incremento de 2,6 puntos respecto al trimestre anterior. El empleo en Servicios desciende el 1,8%, frente a una caída del 5,6% en el trimestre anterior. Este descenso de puestos de trabajo a tiempo completo en el sector servicios se concentra en la rúbrica comercio, transporte y hostelería, con un retroceso del empleo de 9,1%. La variación interanual de la productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo se sitúa en el −2,4%. Y la productividad por hora efectivamente trabajada registra una tasa del −0,7%.