Éxito del butifarréndum de la histórica República Catalana: aquí ha votado hasta Yoko Ono

Pelomocho ya no tiene flequillo
Escrutado el 115´7% de los votos depositados en varias urnas, mochilas, cajas de cartón, los bolsillos de algunos voluntarios, media docena de sacos y las alforjas de un burro que pasaba por allí, así como votos telepáticos, telesféricos, siderales, revotos, sólo la puntita, botillos, botijos y botiflers sobre un censo de 7 millones de catalanes, se han podido contabilizar 15 millones de votos, de los cuales 22 millones son votos del “SÍ”, 17 votos del “NO”, 2 quinielas y 6 decimos de la lotería de Navidad del año pasado. Los datos son casi oficiales a falta de que pongan el sello varios expertos internacionales de Venezuela, Uganda y Zaire.
Han ido a votar todos los catalanes, incluidos Yoko Ono y Julian Assange así como perros, vacas y demás bichos nacidos en la grande, gloriosa y -sobretodo- histórica República Catalana, menos dos vecinos de Palafrugell que estaban de viaje para ser los primeros en poner el pie en Marte. La gente que no votaba no eran catalanes, sino fachas anti-demócratas llegados de todas partes de España para falsear la historia y robar a los catalanes, como viene siendo costumbre desde la meseta.
Tras este resultado tan contundente en las elecciones más limpias, diáfanas y justas desde que Josep Tarradellas fue enviado por Dios para iniciar una dinastía superior en el planeta, está perfectamente clara la voluntad del pueblo.
La jornada se ha desarrollado sin incidentes reseñables, salvo algunos enfrentamientos entre los ejércitos de orcos vestidos de verde y azul enviados desde Barad-Dur y la Policía Catalana, que haciendo valer la libertad inherente a nuestra tierra, han decidido acudir a una huelga general, pero que han hecho frente con heroicidad a las hordas fascistas.
Seguiremos informando…
Loading...