El exlegionario que abatió a cuatro terroristas se convierte en héroe nacional

1139
Desfile de la Legión

Según la secuencia de los hechos, un Audi A3 con cinco terroristas, tras atropellar a un transeúnte, volcó en la rotonda situada en la confluencia del Paseo Miramar, el Paseo Marítimo y la Rambla de Jaume I, en la zona del Puerto de Cambrils. Un Mosso se dirigió hacia el coche accidentado del que salieron sus cinco ocupantes armados con hachas y puñales. El agente, a la par que que sacaba su arma reglamentaria, les dio el alto. Los terroristas avanzaron hacia el policía quien les dio una última oportunidad ordenándoles que se tiraran al suelo pero los asesinos tenían en el Mosso su siguiente objetivo.

El agente había sido formado como Caballero Legionario en el Tercio “Gran Capitán” en Melilla y esto le daba un plus de efectividad en la acción policial. Apenas necesitó 4 disparos para acabar con cuatro de los cinco asesinos.

Un quinto terrorista marchó corriendo hacia Salou empuñando un cuchillo y fue interceptado por agentes de paisano de los Mossos, que dispararon intimidatoriamente hasta que, al comprobar que ni tiraba el arma ni se entregaba, le abatieron, como se observa en el vídeo que acompaña esta noticia.

El héroe nacional en círculo rojo

Dentro del cuerpo policial al exlegionario, del que se preserva su identidad por razones de seguridad, le han llovido las felicitaciones de sus compañeros. El pasado viernes, el presidente Carles Puigdemont, de visita en la comisaría en Cambrils, alabó su comportamiento a puerta cerrada -junto a todo el operativo que estaba en la rotonda del Club Náutico y detuvo al comando- y recibió un aplauso espontáneo de todos los presentes.

Desde distintos ámbitos se ha solicitado que se trate al efectivo como un héroe y que se inicie el proceso de condecoración donde se ponga de relieve su valentía y el valor demostrado en la acción policial.