Inicio Destacadas Felipe VI, molesto por el veto de Sánchez: «Me hubiera gustado estar...

Felipe VI, molesto por el veto de Sánchez: «Me hubiera gustado estar en Barcelona»

25 de septiembre de 2020 (16:07 CET)

El Rey Felipe VI está molesto con el veto impuesto por el gobierno de Sánchez. El monarca no presidirá la entrega de despachos de los futuros jueces, que tradicionalmente se ha realizado en Barcelona al ser la sede de la Escuela Judicial, y así se lo ha comunicado al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, por teléfono: «Me hubiera gustado estar en Barcelona».

El presidente del Tribunal Supremo ha trasladado el mensaje a los jueces noveles tal y como el monarca les había pedido. La ausencia de Felipe VI en su segunda cita anual con el mundo de la justicia –la otra es la apertura del año judicial del pasado día 7 y a la que sí asistió– ha marcado la ceremonia en la que el propio Lesmes ha verbalizado el pesar de la carrera judicial. 

La adhesión de la justicia a la Corona se ha plasmado en el cierre del acto, que ha realizado el mismo Lesmes con su pesar por la ausencia del monarca. Tras finalizar, el vocal del CGPJ José Antonio Ballestero ha gritago: «Viva, el rey, con toda moderación pero también con toda convicción». 

El Gobierno calla a Felipe VI

El monarca ha pretendido terminar con las posibles especulaciones sobre su ausencia, después de que hubiera confirmado su asistencia a este tradicional evento y se hubiera librado de las invitaciones indicando su presencia. El Gobierno, en vez de dar una explicación por su veto al Jefe del Estado, se ha limitado a destacar que ha sido una decisión bien tomada. 

El veto del Gobierno lo dio a conocer el vocal del CGPJ, José María Macías, en una entrevista en la Cadena SER. El magistrado fue muy franco: «Hasta donde yo conozco y he sido informado, el Gobierno lo autorizaba». La confirmación del origen de la negativa no acalló especulaciones, alimentadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. 

Lesmes: «Sentimos un enorme pesar por esta ausencia»

En el acto de clausura, el presidente del Supremo, ha expuesto de forma oficial el malestar por la ausencia del Rey: «Sentimos un enorme pesar por esta ausencia. No solo porque se rompe con la tradición, sino porque la ausencia del Rey responde al especial vínculo constitucional de la corona con el poder judicial”. 

Su adhesión a Felipe VI y a la institución de la monarquía ha ido más allá del protocolo. “Tiene una dimensión constitucional y política en defensa de la Corona con el poder judicial y en beneficio de todos los españoles a los que servimos”, ha aseverado. Este vínculo resalta la dignidad de la función de los jueces”, ha agregado.