Guardias civiles critican la falta de previsión ante la ola de frío

Valencia, 20 ene (EFE).- La Asociación Unificada de Guardias Civiles en la Comunidad Valenciana (AUGC) ha expresado su “preocupación” por la, a su juicio, “falta de previsión” y “nefasta gestión” de la Delegación del Gobierno con respecto a la ola de frío que afecta a la Comunitat Valenciana.

En un comunicado, el sindicato ha señala que, a pesar de que desde el 17 de enero la Delegación del Gobierno había anunciado, en un comunicado oficial, la existencia de suficientes efectivos y maquinaria, “la realidad ha sido bien diferente”.

“Los guardias civiles de esta Comunidad han sido también parte de los perjudicados, junto con la gente atrapada por el temporal, debido a la falta de medios y la nefasta gestión llevada a cabo”, ha denunciado el sindicato.

Según afirma, “son estos guardias civiles quienes han tenido que sufrir, aparte de las inclemencias del tiempo, las criticas y el menosprecio de los usuarios de las carreteras valencianas, por la falta de información, gestión y servicios, ante este fatídico temporal que aun continúa y que la Agencia de Meteorología así lo preveía”.

“Necesitamos que el ciudadano sepa que muchos de estos servidores públicos han realizado jornadas de más de doce horas en condiciones extremas, poniendo en riesgo su propia integridad, y en ocasiones teniendo que realizar estos servicios cuando se encontraban en sus jornadas de descanso”, añaden.

El sindicato ha lamentado “no haber podido llegar a auxiliar a todos los necesitados”, pero asegura que estos agentes “han hecho más allá de aquello que se les pudiera exigir”.

“A pesar de la previsión del temporal, se han generado situaciones de riesgo innecesaria, ya que guardias civiles han quedado atrapados cuando realizaban funciones de conducciones de presos, las cuales podían haberse cancelado”, han indicado.

Según afirma AUGC, el centro penitenciario de Villena, en Alicante, quedó incomunicado sin posibilidades de relevo del personal que allí prestan servicio.

Además, poblaciones del interior de la provincia de Castellón estuvieron incomunicadas sin posibilidad de rescate por falta de medios para acceder, y la provincia estuvo incomunicada con Aragón por la A-23 por una capa de nieve de más de un metro de grosor.

Según denuncia el sindicato, el personal del Grupo Rural de Seguridad (GRS), con base en Valencia, fue activado de forma tardía junto con la Unidad Militar de Emergencia (UME), a las 23 horas de ayer, cuando se desplazaron a la autovía A-3 y se encontraba cortada a la altura de la localidad valenciana de Buñol.

“A pesar de la perpetua discriminación laboral y retributiva que afecta a este colectivo, seguimos siendo el cuerpo policial disponible para el ciudadano cuando lo necesite”, ha asegurado el sindicato.

Según AUGC, estas “carencias del servicio y la falta de previsión” ha sido motivado por la “falta de personal y la negativa por parte de la Dirección General de la Guardia Civil de dedicar la partida presupuestaria de productividad para el abono de horas extraordinarias como las de estas ocasiones”.

Por último, el sindicato ha solicitado que esos guardias civiles “sean gratificados por la especial penosidad sufrida” en este episodio de frío.

Loading...